Migración venezolana: oportunidad para Colombia

Migración venezolana: oportunidad para Colombia

Es necesaria la elaboración de un proyecto de ley migratoria, con un alto componente en DD.HH.

18 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

La masiva migración de más de 935.000 ciudadanos venezolanos a Colombia durante este año debe convertirse en un escenario de oportunidades para nuestra institucionalidad y toda la sociedad.

Si bien este fenómeno ha exigido una rápida articulación de muchas instituciones para atender las necesidades de miles de venezolanos en materia de refugio, alimentación, salud, educación y posibilidades de empleo, la respuesta no puede ser coyuntural, por el contrario, debe tener un alcance a mediano y largo plazo.

Por ello, debe ser de interés nacional, y como parte de la estrategia del Estado colombiano, la pronta formulación e implementación de una política pública integral, que responda al desafío que representa la migración como un fenómeno creciente e imparable en la región, no solo para el caso de Venezuela, sino para los miles de ciudadanos de otros países que ingresan al nuestro por turismo y negocios o buscando mejores oportunidades frente a la complejidad de la situación en sus naciones.

Dicha política pública debe, entre otros, fortalecer la cooperación internacional, no solo con los organismos multilaterales, sino también con los países vecinos, lograr una fluida y eficaz articulación de las instituciones nacionales y territoriales, así como con la sociedad, esto con el objetivo de garantizar el bienestar común, generar oportunidades de crecimiento, evitar la xenofobia y responder a las dinámicas que supone la movilidad humana, en particular en la región.

Es oportuno dar un paso más allá del tema eminentemente administrativo y avanzar a la creación de un viceministerio de migración.

Igualmente, y como parte integral de dicha política pública, es necesaria la elaboración de un proyecto de ley migratoria, presentado al Congreso de la República, que contemple un alto componente en materia de derechos humanos, con apego a los instrumentos internacionales en cuanto asuntos migratorios, y que responda a las nuevas dinámicas y realidades sociales, económicas, culturales, geográficas, demográficas y territoriales que hacen parte de la movilidad humana en el mundo.

Países como Chile y Argentina, con flujos migratorios crecientes, han sabido aprovechar las oportunidades al iniciar procesos de transición hacia el reconocimiento de la migración como un tema prioritario en las agendas de los gobiernos nacionales y locales. En el caso de Colombia, en los últimos cuatro años hubo un crecimiento del 63 por ciento en la llegada de extranjeros, y en total se registraron más de 6 millones de entradas y salidas hacia y desde nuestro país.

Nuestro Estado dio un paso fundamental con la creación de Migración Colombia como autoridad responsable de ejercer el control migratorio y facilitar una migración regulada, ordenada y segura. Sin embargo, es oportuno dar un paso más allá del tema eminentemente administrativo y avanzar a la creación de un viceministerio de migración, con los recursos y capacidades necesarios, que se encargue de formular y gestionar una verdadera política pública migratoria en beneficio de los intereses de nuestro país y los ciudadanos nacionales y extranjeros que lo habitan.

SERGIO BUENO
* Director del Instituto de Estudios Migratorios y Paz (IEMP)
- sergio.bueno@migraciónypaz.org

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.