Mi voto por un payaso

Mi voto por un payaso

El gobierno de coalición del M5S ha logrado lo imposible.

17 de octubre 2019 , 07:18 p.m.

Cuando, hace 10 años, les compartí a mis amigos italianos la intención de darle mi voto al Movimiento 5 Stelle, del cómico genovés Beppe Grillo, me tildaron de ignorante, ingenuo, facilista; que cómo iba a votar por un grupo que ni siquiera se llama partido. Claro que yo, medio colombiano, no conocía de la política italiana, como si fuera la gran cosa, olvidando que Italia tiene el oscuro récord de haber tenido varias decenas de gobiernos fallidos en los últimos 70 años.

Conocía la visión cómica de Beppe Grillo. Desde siempre había sido admirador del genovés, desde cuando fue expulsado de la televisión italiana por haber hecho chistes sobre la corrupción del Partido Socialista y su jefe político Bettino Craxi.

Después, Grillo tuvo uno de los blogs más seguidos en el mundo y fundó, por medio de la red, junto con su compadre Casaleggio (q. e. p. d.), este partido sui géneris, que a partir de las primeras elecciones se convirtió en la primera fuerza política del electorado italiano, un partido futurista que toma las decisiones a través de la red y de una plataforma a la cual llegan todas las preguntas de los ciudadanos de a pie y todas las respuestas del partido, y las decisiones se toman por mayoría.

Y, como dicen, el buen día se ve desde la mañana. Los parlamentarios del M5S son los que reciben el salario más bajo del Parlamento italiano. La mitad va a un fondo público para financiar la pequeña y mediana empresa. Desde el comienzo de la primera legislatura del 2013 hasta hoy, los ‘Grillini’ han devuelto más de sesenta millones que han ingresado directamente al erario italiano.

Además, nunca han aceptado las limusinas famosas, automóviles azules y demás. De una vez, el presidente del Senado ha llegado a trabajar en bus. La reducción de costos de la política del movimiento ha ahorrado a los ciudadanos italianos millones de euros, y, además, el partido nunca aceptó el reembolso relacionado con los votos recibidos.

Hoy, diez años después, el gobierno de coalición del M5S ha logrado lo imposible: el pasado 8 de octubre, la Cámara en pleno votó una reducción histórica de parlamentarios y senadores de 945 a 600 diputados y de 315 a 200 senadores por un ahorro, mínimo, de 50 millones de euros al año. ¿Qué tal si ensayamos nosotros? ¿No les parece un buen ejemplo?

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.