Los superpoderes de los abuelos

Los superpoderes de los abuelos

Analizando la guerra contra los ancianos me doy cuenta de que no solo se trata del pago de pensiones

30 de abril 2020 , 07:39 p.m.

Unas declaraciones atribuidas sin mayor evidencia a dos eminentes políticos de Europa y Estados Unidos están sugiriendo un sacrificio de nosotros, los de la tercera y cuarta edad, a favor de las generaciones venideras. Mors tua, vita mea. Analizando bien esta guerra contra los ancianos nos damos cuenta de que no se trata solo del miedo a quedarse sin dinero para pagar las pensiones. Pensiones sagradas que se les deben a quienes durante décadas de trabajo honrado fueron consignando sus cuotas para asegurar su vejez. No. Se trata de un descubrimiento que pone la piel de gallina a nuestros jóvenes herederos y líderes políticos: nosotros los viejos tenemos superpoderes. La jubilación no es sinónimo de inactividad. Al contrario, podemos seguir manteniendo una importante actividad, contribuyendo al desarrollo económico y social.

En el ámbito familiar somos auténticos superhéroes. A veces, nuestro recurso de jubilación ayuda a mantener la familia en tiempo de crisis, tenemos experiencia en el cuidado de los niños, hacemos trabajo social, sabemos de economía, de agricultura. Además, la ampliación de la esperanza de vida hace de los mayores una fuerza activa y sobre todo productiva.

Como el psicoanalista James Hillman escribe en su libro 'The Force of Character', la vejez es la condición natural y necesaria para intensificar sus propias características únicas e irrepetibles, que constituyen el sentido auténtico de nuestra existencia... la condición adecuada para convertirnos en la figura sabia, a quien cada cultura confía la transmisión de la tradición y el conocimiento.

Ayurveda divide la vida de una persona en 3 fases: 0-25 años, período de crecimiento, descubrimiento y estudio mundial, con una prevalencia de kapha (agua); 25- 50 años, período de trabajo y formación de la familia, con una prevalencia de pitta (fuego). Después de 50 años, el período en el que los niños han crecido, se ha alcanzado el pico del trabajo, puede dedicarse a cultivar sus intereses y profundizar su espiritualidad para prepararse a conciencia para la muerte, resultado natural de una larga vida. El dosha es ata (aire).

Por eso, el ayurveda ha estado promoviendo la prevención durante milenios, lo que ahora se llama la psicología de la salud. Envejecer bien es una forma de arte que debe prepararse en años anteriores. Y recuerden lo que decía don Pablo Picasso: “Cuando me dicen que estoy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida”.

Salvo Basile

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.