La tragedia amazónica

La tragedia amazónica

El abandono y la falta de conciencia han hecho que el bello Amazonas sea por años tierra de olvido.

14 de mayo 2020 , 07:43 p.m.

Desde cuando oí las noticias de la cantidad de infectados por el coronavirus en la región amazónica, no he podido dormir bien. Desde el principio de mi carrera cinematográfica aquí en Colombia, tuve que ver con nuestros hermanos mayores: con los uitotos y ticunas, en Leticia; los arhuacos y koguis, en la Sierra Nevada; los waunanas y emberas, en el río San Juan; los zenúes, en Tuchín, y he vivido personalmente la vulnerabilidad de todas esta etnias.

Por eso estoy abrumado, alicaído, avergonzado, aterrado, con un miedo que me quita el sueño porque conozco Leticia, Tabatinga, Iquitos, Manaos, porque sé que el río es el recorrido ideal para que la pandemia fluya con su virus. Ya los números son pavorosos e incompletos, porque se han hecho poquísimas pruebas y porque hay centenares de indígenas selva adentro que ignoran el peligro.

Estas comunidades tienen muy poco acceso a los sistemas de salud. No todas cuentan con un dispensario, y menos disfrutan de acceso regular a un médico. Los centros de salud más cercanos suelen padecer escasez de medicinas, de personal y de instalaciones adecuadas. “Es posible que cuando ocurran casos y se compliquen, estas poblaciones no vayan a tener una atención lo suficientemente pronta para poder prevenir que tenga un desenlace aún peor”.

A esto se suma la dificultad para registrar los casos positivos. Las pruebas de diagnóstico escasean –también en algunos de los países más afectados–, y parece difícil que estos kits lleguen a la selva.

El Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (Filac), un organismo internacional de derecho público creado en 1992 con el fin de apoyar los procesos de autodesarrollo y promoción de los derechos de los pueblos, comunidades y organizaciones indígenas de América Latina y el Caribe, está pidiendo a los gobiernos de Brasil, Colombia, Perú, Venezuela acciones drásticas para bloquear esta pandemia que ya ha cobrado centenares de muertos indígenas. El déficit sanitario de la región amazónica debe ser atribuido al abandono en que estos gobiernos han mantenido a esa región desde tiempos inmemorables.

El olvido, la distancia, las vías de comunicación, la falta de conciencia sobre el valor cultural y humano de estos pueblos han hecho que el bello Amazonas sea por muchos años tierra de olvido. Pero aquí estamos hablando de vidas, de una tragedia que nos puede afectar a todos. Por lo menos humanamente ya nos debe desvelar.

Salvo Basile

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.