Experiencia Cartagena

Experiencia Cartagena

Filmaremos un bosquejo de los problemas y oportunidades de la Heroica en nuestro tiempo.

02 de mayo 2019 , 07:00 p.m.

Cuando el nuevo director de la Tadeo caribe, Ricardo Corredor, me citó a una reunión con el director de la Facultad de Publicidad, mi viejo amigo Christian Schrader, para presentarme el nuevo proyecto de la Escuela de Verano y ofrecerme la realización de un taller audiovisual, un laboratorio de Alma de la Tierra, acepté feliz porque las tres experiencias previas que tuve en la Escuela de Verano habían sido muy gratificantes.

Les propuse una Experiencia Cartagena, una experiencia íntima audiovisual comprometida. El tema de la experiencia es el alma de Cartagena, y hablaremos con jóvenes que están haciendo la diferencia, y filmaremos un bosquejo de los problemas y oportunidades de la Heroica en nuestro tiempo. Esta ciudad necesita de dolientes, y por ello presentaremos los problemas vistos a través de esos jóvenes colombianos que están trabajando, pensando en el bien común.

Los asuntos para abordar son de suma importancia comunitaria: la coexistencia pacífica, el sentido de pertenencia, la contaminación, las basuras, el turismo, el hambre, las ventas callejeras y la ocupación del espacio público. Primero habrá unas clases grabadas y retransmitidas en tiempo real y en diferido a todos los alumnos de la universidad (y del mundo) y después, la grabación de un documental que abarque los más importantes problemas del Corralito de Piedra y sus alrededores.

Vamos a emprender un viaje en la Cartagena más profunda, la que está pujando para mejorar, en la patria chica de centenares de millares de refugiados

Las clases tendrán formato de magazín, con entrevistas con el alcalde, el ciudadano cartagenero, el turista, los champetudos. Se van a dictar a través de imágenes e informaciones para llegar a la escritura del guion, y a la preparación virtual de todas las necesidades del plan de trabajo.

Vamos a tratar temas de interés comunitario como San Basilio de Palenque, la ciénaga de la Virgen, el agua en Tierra Bomba y el enorme problema de las basuras. Así que con los estudiantes vamos a emprender un viaje en la Cartagena más profunda, la que está pujando para mejorar, en la patria chica de centenares de millares de refugiados que encuentran en el Corralito un medio cualquiera de subsistencia; en la Cartagena cultural que llega a veces a los barrios olvidados, pero sin consistencia, sin resultados activos; en la Cartagena turística, muy generosa con los ciudadanos de a pie, pero a veces más contaminadora que una invasión de bárbaros. Vamos a mirar a todas las Cartagenas, que son a la postre una sola: la Heroica.

Sal de la rutina

Más de Salvo Basile

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.