Secciones
Síguenos en:
Con los crespos hechos

Con los crespos hechos

Ya México se nos va a adelantar en la explotación del que un día fue nuestro producto estrella.

Mientras en Colombia el lobby de las industrias químicas está empujando nuevamente y sin escrúpulos el uso del glifosato para acabar con los cultivos ilícitos de la hoja de coca, sin pensar en el envenenamiento de nuestras tierras y nuestros campesinos, la mayoría de los países del mundo están legalizando el uso de la marihuana recreativa y medicinal: en EE. UU., en 15 estados, y la medicinal en la mayoría de los estados de la Unión.

En 29 de 50 estados está permitida la marihuana medicinal. El mercado de esta en EE. UU. habría llegado a los 15 billones de dólares. Hasta en la capital.

Y también se lee: “Senado de México aprueba despenalización de la marihuana para todos sus usos. En un día calificado como ‘histórico’ por los senadores mexicanos, la Cámara Alta aprobó el jueves la legalización de la marihuana para usos recreativo, científico, médico e industrial, lo que podría crear el mercado de cannabis más grande del mundo en un país azotado por la violencia de los cárteles de la droga”.

Y ahora el estado de Nueva York abre sus puertas a la legalización de la marihuana recreativa. Se trata de un negocio de 4.200 millones de dólares y de miles de puestos de trabajo, pero aquí, en cambio, nuestras paquidérmicas autoridades espantaron a unos inversionistas canadienses que de todas las maneras trataron de invertir decenas de miles de millones de dólares, pero no pudimos. Ya México e Italia se nos van a adelantar en la explotación que un día fue nuestro producto estrella: nuestra Santa Marta Golden fue la mejor hierba del mundo. Ya ni tenemos este récord, la mejor marihuana es hoy la californiana y la de Colorado. En 71.000 millones de dólares se estima el total del negocio. Y nosotros hablando de economía naranja, cuando teníamos en la mano la economía verde, cuando hemos puesto cantidad de muertos en una guerra absurda que pagábamos nosotros mientras el mercado de los consumidores se preparaba a volverse el mercado de los productores; mientras envenenaban nuestro campo, ellos cambiaron las cosechas tradicionales de trigo y maíz por Cannabis sativa.

Hace muchos años, en una junta de revisión de la mítica Leo Burnett Novas S. A., mi grupo creativo presentó un paquete de Marlboro de color verde esmeralda que fue aprobado por la mayoría de los creativos, pero que nunca fue presentado a Philip Morris, y fíjese: en la red aparece hoy, 40 años después, el Marlboro Cannabis, y nosotros... con los crespos hechos.

Salvo Basile

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.