Periodistas

Es un alivio para todos que su respuesta al matoneo sea seguir cumpliendo la promesa de su oficio.

03 de diciembre 2020 , 09:25 p. m.

Por deformación profesional, por esta manía de librar los textos de manchas y por esta ilusión de no estarle sirviendo a la agenda de ningún politiquero contagioso empeñado en propagar la idea de que el infierno son los demás, de tanto en tanto me resisto aquí a dar nombres que revuelvan el estómago: quién quiere escribir “exfiscal Martínez” o “exsenador Pulgar” cuando puede escribir, por ejemplo, que luego del paso del huracán se precipita sobre la Tierra –porque este año ha sido una maldita película de desastres– un “objeto misterioso” que ningún perito de la Nasa sabe qué es ni qué va a ser. Pero hoy me toca hacerlo, nombrar hasta afear, porque me parece útil señalar el pulso con ese contramovimiento de la ultraderecha que vende a su público cautivo la idea de que el periodismo serio no es serio, sino cómplice del castrochavismo.

Habría que aclarar que esa ultraderecha falaz de película de espías no solo pensó en su sótano trémulo cómo hacerles creer que lo democrático es socialista –de tal modo que buena parte de las sociedades de hoy sigue jurando que reconocer los derechos ajenos es amenazar los propios–, sino que consiguió volver usual, en la era de las manadas de las redes sociales, que incluso ciertos periodistas con tics de machitos e influencers les exigieran a los maestros del periodismo que se atrincheraran con ciertos opositores so pena de ser linchados por cómplices del fascismo colombiano. Se llama “caer en la trampa”. Quiere decir que una vez más se desconoce que el activismo del periodismo es la democracia. Puede significar que no se sabe lo que han hecho los grandes reporteros colombianos por Colombia.

Pensándolo bien, hay nombres que limpian los textos: a pesar de los reveses, a pesar de que las calumnias y las injurias ya no son privilegios de los poderosos, Antonio Caballero, Daniel Coronell, María Jimena Duzán, Laura Restrepo, Enrique Santos, Daniel Samper Pizano, Daniel Samper Ospina y Vladdo han seguido haciendo periodismo independiente desde nuevos medios –luego de una carrera plagada de persecuciones y estigmatizaciones y exilios y amenazas de muerte y escoltas han vuelto, incluso, del retiro– porque en tiempos de trincheras sí que se hace necesario defender una tierra de nadie en la que siga creyéndose en el drama humano, en el diálogo, en la igualdad, en la libertad, en el pluralismo, en la justicia, en el reconocimiento político de todos, en la solidaridad, en las vidas de prójimos e intrusos.

Puede uno estar en desacuerdo con ellos. Pero quién, que presuma de demócrata o se niegue a delegarle la inteligencia a su teléfono, puede negar que esos periodistas afilados –como médicos de guardia– llevan décadas salvándonos de peores pesadillas a punta de denuncias. En las últimas semanas, Caballero insistió en el fracaso de la guerra contra las drogas, Santos advirtió el regreso de la religión a la política, Coronell puso en evidencia a Pulgar y Duzán soportó el momento preciso en el que Martínez fue del cinismo a la intimidación. En los últimos días, los viejos diarios echaron atrás un par de derrotas: El Espectador preguntó si el entrampamiento del disidente aquel era el entrampamiento de la paz y EL TIEMPO preguntó si el fin de la doctrina Damasco era el regreso del Ejército a lo ya superado: de Pablo a Saulo.

Yo no sé cómo hacen los periodistas que digo. Yo no sé qué paraguas es el que usan mientras les llueven el veneno de los poderosos a los que ponen en evidencia y el virus de los críticos que les exigen que militen en sus causas apellidadas si no quieren ser aniquilados. Yo no sé cómo hacen, pero es un alivio para todos que su respuesta diaria al matoneo sea seguir cumpliendo la promesa de su oficio.

Ricardo Silva Romero
www.ricardosilvaromero.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.