‘Incertidumbre’

‘Incertidumbre’

Aún cabe esperar que Duque no juegue el juego de una constituyente. 

16 de mayo 2019 , 07:00 p.m.

Párrafo abrumado: Cuando César Gaviria suena, cuando se vuelve el líder que da la cara a esa ultraderecha que azuza la guerra y azuza a los gringos, es que el país otra vez está en las últimas: y esta semana al expresidente se le vio rearmando una suerte de bloque liberal para hacerle frente a la contrarreforma de los señores feudales y se le oyó diciendo que el juego perverso con las visas de los magistrados es una intimidación tanto del gobierno de Trump como del gobierno de Duque. Quizás sospechaba este falso Apocalipsis: la violencia contra los que dejaron las armas; la campaña de desprestigio contra las cortes; la discutible libertad del señor Santrich; la renuncia de un fiscal que da pocas puntadas sin dedal; la manía de pensar que solo una constituyente nos librará del abismo.

Párrafo indignado: Es sabido que hay líderes cínicos e inescrupulosos que son expertos en fabricar incertidumbres, pero no deja de ser inverosímil el empeño del Centro Democrático de probarnos que el fiscal Martínez no es el conjurado que se ha valido de una providencia de la JEP para sonar a estadista, ni el especialista en renunciar triunfalmente días antes de que sea obvia su derrota, sino un gran “maestro para la sociedad colombiana” –eso le dijo el senador José Obdulio Gaviria a EL TIEMPO– que puede liderar “una gran constituyente o una pequeña constituyente” que convierta estas desprestigiadas cortes –que supuestamente sueltan guerrilleros, refugian magistrados turbios, entorpecen la guerra contra las drogas e impiden reelecciones– en una sola corte larga.

¿Qué tendrá por dentro un político dispuesto a varar a Colombia en la guerra con tal de quedarse en el poder?

Párrafo histórico: Ha pasado mil veces acá. Que un gobierno de derecha llama a “la unidad”, con la condescendencia de los curas altruistas e impíos, para que los repetidos e inevitables desacuerdos terminen graduando a los críticos de enemigos, para que empiece a parecer lógica una cruzada por la salvación del alma de esta nación tan dada a los viacrucis, para que regrese a la escena la convicción religiosa de que solo se llama violencia cuando la cometen los otros. Pero aún cabe esperar que Duque, el presidente que no quiso tranquilizar al país en su alocución del miércoles pasado, no juegue el juego de una constituyente que trate de enterrar los progresismos de la Constitución de 1991 tal como la asamblea de 1952 quiso erradicar los liberalismos de las décadas anteriores.

Párrafo insomne: ¿Hasta dónde llegarán esta vez? ¿Tendrán claro que por la vía de la constituyente, de la venganza, de la abyección, de la farsa, este gobierno puede terminar siendo el desastre que su partido le ha estado vendiendo al país desde que era oposición? ¿Qué pepa para dormir tomará un vendepatrias que se la pasa en la embajada gringa susurrando “quitémosle la visa a ese”? ¿Qué tendrá por dentro un político dispuesto a varar a Colombia en la guerra con tal de quedarse en el poder? ¿Será capaz la JEP de comunicarles a las víctimas un fallo que suena a favor de un reincidente, de un victimario? ¿Y los evasivos excomandantes de las Farc?: ¿entenderán qué país están pisando, por fin, luego de un año lleno de pruebas de que siguen abiertas las heridas que causaron?

Párrafo terco: No sobra saber que esta es una “incertidumbre” entre comillas. No sobra repetir que no hay que cerrar la Iglesia por sus curas pederastas, ni el Ejército por sus falsos positivos, ni las cortes por sus magistrados sombríos, ni la Fiscalía por sus fiscales cuestionados, ni la JEP por sus peritos viciados, ni el Congreso por sus senadores inútiles, ni la Presidencia por sus funcionarios desencajados. Sobra “la unidad”. Pero hay que estar de acuerdo, eso sí, en que de nada sirve una nación ni sirve un Dios si cada cual sigue llamando justicia a su barbarie.

www.ricardosilvaromero.com

Empodera tu conocimiento

Más de Ricardo Silva Romero

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.