Trump, al golf y Biden, al trono

Trump, al golf y Biden, al trono

Elegir a Ivanka gobernadora de Florida o ‘vice’ o presidenta de EE. UU. será el desquite de Trump.

19 de enero 2021 , 09:25 p. m.

No lo duden, Trump seguirá mañana en lo que le gusta, que es el golf, y con sus asesores empezará la campaña presidencial del 2024 para su hija Ivanka. Puede hacerlo porque sacó 77 millones de votos hace dos meses y él podrá elegirla. Elegir a Ivanka gobernadora de Florida o ‘vice’ o presidenta de Estados Unidos será su desquite con los Clinton, The New York Times, el expresidente Obama, los Kennedy, la revista Time y el periodismo gringo. No lo duden, Ivanka arrasaría con la economía de EE. UU., pero tiene altísimo chance. Allá han elegido presidentes de alta torpeza como Ford, Nixon, Bush y el terco, torpe y turbio Donald Trump, un tipo penoso, pero son el poderoso imperialismo yanqui.

Maricarmen regresó del invierno madrileño. De la alcaldesa Claudia López dijo: “Le creía mucho, pero ya no le creo a doña Claudia, irse en plena tormenta a vacaciones alegres demostró su infantilismo político. En España la hubieran destronado, aquí la criticaron con suave terciopelo”. El senador Armando Benedetti censuró que María Jimena Duzán le haya hecho un “publirreportaje” suavecito a Claudia López dorándole la píldora. Ella, furiosa, llamó a Benedetti “corrupto”. Vanidad de vanidades, y Benedetti es el político más buscado para opinar del momento.

Ellas, en la peluquería y querían hablar. María Palacios, mi amiga imprudente, comentó: “En estos meses de encierro soñé ser viuda millonaria, pero mi marido se burló del covid, está supersano con 73 años y es posible que yo sea víctima mortal y ese, mi comodón, quedaría soltero, viudo y millonario”. Exigen mil mujeres a todos los maridos mayores de 64 años hacer testamento ante notario. Tienen razón, si él se muere mañana, les deja líos de herencia a la esposa y a la exesposa. Punto.

No lo dudo, puedo morirme; si se murieron Maradona y Manzanero, yo no me salvo del covid. Mis pulmones están gastados, e igual el corazón. Con esas patologías soy candidato al cielo a tomar capuchino con Maradona y Manzanero. No iré a ninguna UCI, y Lulita Arango me dará morfina hasta el happy end y exijo funeral íntimo y sobrio. Dejaré la lista de quienes pueden asistir y quienes no, así evito presencias desagradables. Me iré con jartera de morirme porque adoro vivir y con mi Lulita Arango, pero soy un lúcido realista. Y colorín colorado...

Poncho Rentería

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.