Santrich, engañado como un aprendiz

Santrich, engañado como un aprendiz

El sobrino de un comandante ‘farco’, Marlon Marín, al servicio de la DEA, es el que hunde a Santrich

21 de mayo 2019 , 07:00 p.m.

Lo veo y no lo creo: Santrich, que decía ser revolucionario marxista, leninista y castrista, no podía reunirse con un millonario mexicano que buscaba un negocio casi oscuro. Esa conducta, ese infantilismo político es un torpe error en un tipo de 59 años y ‘excomandante’ y fijo parlamentario del partido Farc. ¿Aún sostienen que todo es un montaje de la DEA? Que vengan autocríticas porque allí hubo una embarrada monumental.

El sobrino de un comandante ‘farco’, Marlon Marín, al servicio de la DEA, es el que hunde a Santrich tirándolo a prisión al envolverlo en un negocio millonario e ilícito. Marlon Marín cayó por sus debilidades: el whisky, la rumba, los bares, el comercio con drogas. Y Santrich cayó como un amateur, como un aprendiz, mordió el anzuelo puesto por la DEA y, afortunado, hoy muchos creen que como no hubo el negocio, no pueden extraditarlo. Punto.

La oposición pide renuncias al ministro de Defensa, Guillermo Botero; al comandante del Ejército, al canciller Carlos H. Trujillo, y a la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez. ¿Exageran la petición de renuncias? Sí, al pedirlas sin suficiente peso acusatorio pierden interés y nada arreglan.

Gran escándalo produjo The New York Times con la crónica sobre el Ejército de Colombia de su periodista Casey, en la que acusa y no acusa de próximos ‘falsos positivos’. ¿Delitos futuros vía circular pública? Deja dudas. El gringo se defendió: “Respeten mi secreto periodístico, no diré mis fuentes”. Mi amiga politóloga me comentó en la peluquería: “Lo leí, tengo 17 dudas, con eso nunca tumban al ministro Botero”. Y el periodista gringo denuncia amenazas, pero no mostró su teléfono para chequear la procedencia y pillar al malevo. En el mundo periodístico dicen: “Colombia, un país interesante, aún hay guerrillas y cocaína; deben visitarlo”. Bienvenidos.
Aparte del caso Santrich, hay otras noticias: se agotan los teléfonos chinos Huawei. Vaya ironía, Mao Tse-tung decía que el “imperialismo yanqui era un tigre de papel”. Frase tonta, el imperialismo yanqui es poderoso y arruinará a la Hauwei. Otra noticia, el ‘ballet azul’, el futbolero equipo Millonarios hoy es grande, pinta para campeón y eso tiene bailando a sus hinchas, tan sufridos como los de Santa Fe. Si consiguen boletas, nos vemos en El Campín, donde ya no hay broncas salvajes porque a los malandros encapuchados que iban a matonear a la tribuna ya la policía los mandó a la quinta porra. Buenas, buenas.

Sal de la rutina

Más de Poncho Rentería

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.