Prima de gobernador lo acusa de corrupto

Prima de gobernador lo acusa de corrupto

El exgobernador Lyons continúa en Miami; allá contó al FBI lo del ‘cartel de la toga’.

25 de junio 2019 , 07:03 p.m.

Aprendan: la peluquería impulsa a la franqueza. Una sobria ingeniera de Sincelejo habló ayer así: “Un primo mío, Alejandro Lyons, como gobernador atracó la salud, se embolsilló millonadas que le escondió su padre; mi otro primo está hoy con casa-cárcel por doble bruto: él escondía lo que su hijo se robaba”. Ella siguió hablando: “En Sincelejo y todo Sucre, la corrupción se la tapan los padres hacendados a sus hijos políticos; les alcahuetean el robo y les hacen la campaña electoral”.

Aleluya, les presento al perseguidor de la risa; es de Sincelejo, era gobernador, es Alejandro Lyons, que ordenó gastar 4.897 millones de pesos en regalarles cajas de dientes a 2.700 ancianos que ya no pueden reír. Noble causa, pero cuando salieron los cheques para las cajas de dientes, los agarró un secretario calanchín de esa gobernación y se evaporaron. Nunca hubo cajas de dientes, y los ancianos siguen sin reír. El exgobernador Lyons continúa en Miami; allá contó al FBI lo del ‘cartel de la toga’.

Como hubo puente, las 107.587 peluquerías de Colombia hacen moñona. Agatha Ruiz de la Prada, la colorida diseñadora española, decía que mujer coquetona y divorciada, mayor de 51 años y con el pelo ‘fufurucho’ no levanta novio. En la peluquería, mi amiga sangileña y abogada dijo: “La Procuraduría tumbó al eficiente y frentero alcalde de Bucaramanga, Rogelio Hernández, por darle un merecido coscorrón a un locato irrespetuoso. Lo tumbó la Procuraduría, y subió a un manzanillo electorero”. Allí pierde Bucaramanga, y mi madre, Beatriz Mantilla Ortiz, era de Piedecuesta; yo estudié bachillerato en San Gil, allá tengo 87 primos Mantilla, y por eso sigo ese novelón. Punto.

Cierto, sí viaja mucho Iván Duque. En esos viajes se trabaja poco, mucha señora pide selfis; mucho discurso, más fotos, más saludos, y se pierde tiempo. A Duque le falta más escritorio, y gobernar: citar a funcionarios a rendir cuentas y a recibir órdenes. Y nos llegó Maricarmen opinando: “Joder, sois de malas, tenéis mala ingeniería; en Medellín, unos constructores cegatones hacen edificios que se les caen, y ni hablemos de Hidroituango”. Y por algo feísimo, politiquero, investigan a la cementera Cemex, la que en Bogotá dejó mala fama por clavarnos cien mil losas de cemento chimbo en la autopista. Aterricen: vayan al supermercado, todo carísimo, eso obliga a dieta y deporte; salen ganando, se adelgazan. Buenas-buenas.

Sal de la rutina

Más de Poncho Rentería

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.