Presidente Duque, eso es caro y derrochón

Presidente Duque, eso es caro y derrochón

Ese gasto multimillonario sabe a nuevorriquismo, y somos un país pobretón con futuro preocupante.

17 de septiembre 2019 , 07:00 p.m.

Iván Duque, como candidato, nunca le dijo al país que pediría para Colombia ser sede del Mundial de fútbol 2030, en ‘llavería’ con Ecuador y Perú. No es sensato buscar ese ‘honor’ para un país casi arruinado, con penosa corrupción en fortines con poder. Es un error monumental pedir esa sede, nos costaría miles de millones. La Fifa exige estadios y avenidas de lujo, más 300 autos blindados de alta gama y 48 aviones privados para uso de los 673 dirigentes de los 48 equipos. Presidente Duque, muchos sensatos ven allí algo demagógico y derrochón porque el fracaso económico está asegurado.

No, Presidente, ese gasto multimillonario sabe a nuevorriquismo, y somos un país pobretón con futuro preocupante. Ese novelón de la sede solo puso felices a los constructores amigos de los ‘serruchos’ en licitaciones. Gusta a los 200.000 pudientes futboleros que irían a los estadios, pero a los 45 millones restantes nada nos aporta, lo veremos por televisión desde Tokio, Montevideo o Singapur. Ese autogol económico debe revertirlo el presidente Duque.

Rusia perdió con su Mundial 2018 treinta mil millones de dólares, igual le pasó a Brasil. Presidente, dé reversa; usted es dialogante, archívelo. Belisario Betancur renunció a ser sede del Mundial de fútbol Colombia 1986, y ganamos todos, menos los dirigentes pantalleros de palco gratis y algunos constructores que planeaban llevarse lo mejor de la tortilla. No al Mundial 2030 en Colombia, sería ruinoso y derrochón. Punto.

Hoy seré televidente de Caracol Televisión porque comienza la serie sobre don Simón Bolívar, el Libertador, del que circulan historias buenas, malas y malísimas: que era un ególatra ambicioso o un talento descomunal, hasta estadista traicionado aquí, como lo afirma la biógrafa gringa-peruana Marie Arana. Gran rigor histórico tiene esta serie, nos conviene verla. Y, como estoy muy sensato, opino que al estar calientísima la política, el pacifismo es demostrándolo, no azuzando; me lo dijo mi pareja, Lulita Arango.

Pilas, que aspirantes a concejales o alcaldes están en peligro. Enemigos oscuros decidieron ganar eliminando al adversario vía Smith & Wesson. Aleluya: un serio pacifista es el presidente Duque, que no se acalora al opinar y cancelará el plan de celebrar aquí el Mundial de fútbol 2030. Él es economista-futbolero, y fijo nos salvará de ese costoso autogol.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.