Por las patinetas, huyan de Bogotá

Por las patinetas, huyan de Bogotá

Centenares de ellas corren por los andenes, sin importarles el peatón.

09 de julio 2019 , 07:00 p.m.

Una columna es para opinar, y opino que otra desgracia tenemos quienes vivimos en Bogotá: los centenares de patinetas de acero que a velocidad de 20 kilómetros corren por los andenes, sin importarles el peatón. Vi antier, en la calle 86 con carrera 11, cómo atropellaron a una señora y le lesionaron el coxis, ese delicado huesito cercano a sus nalguitas rosaditas. Lo cómico: esas peligrosas patinetas tienen permiso oficial porque sus dueños son señorones VIP. Punto.

Lo cuento y es ciertísimo: cuatro empresarios contrataron a cuatro atractivas periodistas para que sondearan entre los 30 ediles que tiene el Centro Democrático uribista en Bogotá cuántos de ellos apoyan a fondo a Ángela Garzón para la alcaldía. ¿Conclusión de ese ‘espionaje’? De los 30 ediles uribeduquistas de Bogotá, solo 7 apoyan el sueño de doña Ángela Garzón, los 23 restantes planean invitarla al retiro para unir a los adversos a doña Claudia López. Los ediles son claves: ellos rebuscan los votos para alcalde y concejales. ¿Y Ángela Garzón ayudaría? Seguro, ella es muy realista. “Se mueve, se mueve la política”, así decía en el telenoticiero el vitalísimo José Fernández Gómez. Punto.

Ayer, en la peluquería, la española Maricarmen, llegando de Madrid, nos contó que vio de cerca la marcha del orgullo gay con setecientos mil marchistas, que, coloridos y alegres, insultaron dichosos a los del ‘otro equipo’. Para calmarle su enojo, le aclaré que el insulto fue un leve desquite por los dos mil años que lleva maltratada la línea gay-LGTB. Maricarmen elogió el bombazo noticioso de Caracol-Televisión al dejarnos escuchar una charla secreta entre el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons y el abogado Gustavo Moreno. La charla fue escuchada por la DEA, y por ella se hundió el maloliente y elitista ‘cartel de la toga’. El exgobernador Lyons, parece, fue muy cegatón cuando sus amigotes coronaban contratos por 370.000 millones en falsas campañas de salud. Punto.

Leyendo en la revista Semana a Vicky Dávila, veo que la mano peluda de la ballena Odebrecht y del tiburón Cemex se acerca a varios señorones del curubito. Bingo: ahora descubren que se dieron en efectivo 3.984 millones para una campaña presidencial 2014, un culebrón delicadísimo por el que vienen tres órdenes de captura. Punto. Colombia, país exótico donde es carísimo vivir, pero abundan los escándalos en el curubito del poder.

Sal de la rutina

Más de Poncho Rentería

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.