¡Jartísimo encierro!

¡Jartísimo encierro!

Tengo nostalgia del ruido bogotano, del ruido de buses y motocicletas que circulaban por mi barrio.

31 de marzo 2020 , 06:59 p.m.

Toca decirlo: estoy hasta la coronilla con los contratiempos del odioso bicho que nació en el escroto de un murciélago, en la China profunda. Jartísimo el encierro. Tengo nostalgia del ruido bogotano en la séptima, en la calle 85, en la carrera 15 con la 107, y del excitante bullicio de Usaquén, el Centro Andino y Chapinero. Y me fastidia mucho que llevo dos lunes sin ir al supermercado que me gusta, donde escojo mis frutas y verduras.

Ciertísimo, tras 14 días entre 100 metros, tengo ansias de salir. Y lo siento por mi pareja, Lulita Arango, que lleva 30 años en la Clínica Reina Sofía, Colsanitas, atendiendo pacientes de lunes a viernes y ahora en meditación, gimnasia, yoga, Nexflix y se le acabó el bricolaje. Lulita Arango, grata y suave compañía, me ha soportado y soy necio, como el 97 por ciento de los maridos colombianos. Punto.

Ciertísimo, tengo nostalgia del ruido de los buses, ambulancias y las 300.000 motocicletas que circulan por mi barrio. Protesto contra el virus por no poder visitar la peluquería señorera y oír a la brillante madrileña Maricarmen; jartísimo no tener gimnasio ni paseo por el parque Japón y pasar trabajos hoy para grabar mi espacio en caracol Televisión. Punto.

Estoy fastidiado con el fracaso de los supercientíficos suizos, japoneses y gringos. Y los regaño junto a todos los ganadores de premio nobel en biología por no haber pulverizado ese bicho años atrás. Ineptos, se les metió a medio mundo, digo la China, Italia, Francia, España y Suramérica. Y siguen cegatones. ¿Qué pasó, dónde están? Hoy, que tenemos cosecha de ‘sabihondos’, les pregunto: Si estos premios nobel llevaron a un hombre a la Luna y gigantes laboratorios a otros planetas, ¿cómo es que no han podido con ese bicho chino que ha causado 32.000 muertos hasta hoy? Por mí, los obligaría a tomar curso remedial. Punto.

Este encierro de 14 días para mí es jartísimo, y ojalá se pifie doña Claudia Lopez-alcaldesa, quien calculó una duración de 90 días. Ayer me preguntaban de una emisora: ¿Apoya o censura la conducción del presidente Iván Duque en esta emergencia? Respondí facilito: “Veo que la gente sensata, que crea trabajo y paga impuestos, lo aplaude y repiten que sí hay un señor jefe al frente”. Aleluya, lo veo pilo, incansable, organizado mentalmente y dándole confianza al país.

Jartísimo el encierro, y como está pesada la marea, no cometo el infantilismo de decirles “buenas-buenas”.

Poncho Rentería

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.