En amoríos, Aida Merlano y Maduro

En amoríos, Aida Merlano y Maduro

Una pifia ordinaria cometió Aida Merlano al decir que Iván Duque dirige un plan para matarla.

12 de febrero 2020 , 02:49 p.m.

Penoso y bochornoso que los cavernarios sigan bombardeando el humanísimo derecho femenino al aborto, y lo peor: que las mujeres están apartadas de ese debate. Vino Carolina de Mónaco, vino Camilo Villegas, se cayó el castigo al tenista Farah, bajó el dólar, cambiaron ministros, China entró en pánico y eso en Colombia poco interesó, al aparecer Aida Merlano en Caracas.

Ella salió en televisión lanzando insultos a Iván Duque, Vargas Lleras, los Char y el expresidente Uribe. Y llegó muy elegante a su encuentro con el presidente Maduro: blazer rojo de Armani, botas negras de Ferragamo, pañoleta Hermes, blusa de Ungaro.
Cuentan que allí, Maduro y Aida se cruzaron miradas coquetonas, frases amables y se despidieron con un beso prolongado. ¿Será posible ese amorío? Sí, y las peluquerías caraqueñas lo desean.

Aclaración inevitable, Aida Merlano no tiene ningún romance con el empresario de 83 años Julio Gerlein Echavarría. El constructor y dirigente gremial solo ha sido su amigo-protector, y por millonario le pagaba sus campañas políticas a cambio de poder ir a su querida mansión a ver telenovelas y leer diarios en la hamaca.

Una pifia ordinaria cometió Aida Merlano al decir que Iván Duque dirige un plan para matarla. Por favor, pida perdón por esa idiotez, jamás un señor sanote, decente, pacifista y padre de tres pequeños hijos como Iván Duque apoyaría eso. Punto.

Aleluya, voy a la alcaldesa Claudia López para aplaudirle que se retractó, con autocrítica, por un comentario descomedido contra el exgobernador de Antioquia Luis Pérez. Bien por la alcaldesa Claudia López, que le aprenda el alcalde Quintero, de Medellín, al que por decir 17 teleidioteces semanales le están pidiendo renunciar.

Ahora, lo folclórico: Iván Marulanda, senador de impecable trayectoria, mandó una carta-regaño al presidente Duque por no haber destituido al general Zapateiro, comandante del Ejército Nacional, quien envió un pésame a la adolorida madre de ‘Popeye’. Nada grave allí, solo un gesto cristiano con una sufrida anciana, pero al senador le pareció gravísimo, uffff. Punto.

El Óscar de Hollywood lo ganó la película 'Parásito', que me sonó a sátira contra los magistrados de la Corte que poco trabajan. De parásitos están llenas la burocracia y la política, trabajan menos que poquito. Sacúdanse, gocen el rico sol bogotano, vístanse de colores, hagan deporte, saquen a bailar el buen genio, y colorín colorado...

Poncho Rentería

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.