Secciones
Síguenos en:
El problemón se nos creció

El problemón se nos creció

En Colombia el ‘bichovirus’ chino está creciendo y mañana nos puede abrazar sin darnos cuenta.

Miguel Bosé, el hijo artista de Lucía Bosé y Luis Miguel Dominguín, vive un tremendo problemón y se lo cuento a quienes andan gerenciando problemas para que comparen. A Miguel Bosé, genio musical y bailarín, le cayó una situación fastidiosa porque se divorció, con demanda de partición de bienes, de Ignacio, su novio-marido, y como en pareja tenían cuatro hijos adoptados, decidieron dividirlos: “Son cuatro críos, entonces dos para ti y dos para mí y se acabó la vaina”. No se les acabó, no repartían patines ni raquetas de tenis.

Miguel Bosé, hoy en Madrid en plena pandemia, es líder en España de los lunáticos ‘antivacuna’, pero con flojos argumentos, y hasta le han rechiflado su aventura. Afirmaron algunos medios españoles que Bosé, aprisionado por el miedo, muy calladito se vacunó, y lo aplaudo para que viva 89 años más y ojalá recupere a sus hijos. Punto.

Crece el pesimismo en Colombia, por eso comencé esta columna contándoles el problemón de Miguel Bosé, quien, sin buscarlo, bebe un coctel tóxico: divorcio y pandemia. Lo hice para suavizarles que en Colombia el terrible ‘bichovirus’ chino está creciendo y mañana nos puede abrazar sin darnos cuenta. Ese bicho no es un zancudito tropical de Anapoima, es un feroz bicho asiático que ha picado a millones de alemanes, suecos, italianos y franceses, todos bien alimentados, fornidos, cuidándose pero al bicho-virus lo excita el olor humano. En mi espacio de Caracol Televisión grité emocionado ayer: “húyanle a ese virus, es un monstruo que arrasará con medio mundo incluido este marido de Lulita Arango, este columnista que, no lo duden, está muy alarmado. Punto.

Hoy zumban malas noticias, contra ellas tenemos un partidazo futbolero, el duelo entre el Bayern Múnich y el PSG, el team parisino del astro Neymar, ese brasilero que hace la difícil y la imposible. Véanlo por televisión, así olvidarán la chocante pandemia por 90 minutos. Punto.

Este 9 de abril, pasado mañana, otro año más del asesinato en Bogotá, frente al edificio de EL TIEMPO, avenida Jiménez, del caudillo popular Jorge Eliécer Gaitán, un líder que fijo ganaría la presidencia. Muchos estudiosos dicen: “Desde ese día, 9 de abril, año 48, se jodió Colombia”. Lástima que la juventud no lea historia y en trinos cuesta trabajo dárselas. A leer historia, jovencitos, porque se nota que la ignoran. Y colorín colorado...

Poncho Rentería

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.