Secciones
Síguenos en:
Criticaron a la candidata Cabal

Criticaron a la candidata Cabal

María Fernanda Cabal tiene resistencias. La criticarán durísimo otros candidatos presidenciales.

06 de julio 2021 , 09:25 p. m.

Es muy saludable para las 87.000 peluquerías señoreras de Colombia que haya ‘puentes’ laborables porque al regresar la clientela femenina, con el pelo chuto y quemado por el sol, madrugan a que los estilistas les suban la vanidad y la autoestima.

No lo duden, todas las mujeres, liberales, de la izquierda, de la derecha, megaliberadas y del Opus Dei, salen de las peluquerías felices por sentirse casi bellas. Lo fatal es que ya peinadas les toca ponerse el tapabocas que les esconde la sonrisa, ese encanto femenino con él que han seducido por mil años a los hombres.

Discusiones calientes en la peluquería. María Fernanda Cabal, hoy candidata presidencial, sirvió para que dos economistas opinaran: “Nos gusta porque rechaza el desorden y haría respetar la autoridad, las FF. AA. y la Policía, de los vándalos incendiarios”. Otra, ingeniera y manizalita, dijo: “Yo votaría por la doctora Cabal, me gusta por anti-Petro, anti-Claudia López y por rechazar a los iracundos que impulsaron ese ruinoso paro”.

Las adversarias de María Fernanda opinaron: “Es un goda regoda del siglo 19, divorciada del siglo 21, candidata fatal, no tiene experiencia, no ha sido ni ministra ni gobernadora”.

Otras la rechazaron por “discutidora, terca y pelietas”. Como ven, la candidata María Fernanda Cabal tiene resistencias y la criticarán durísimo los candidatos Gustavo Petro, Roy Barreras, Antonio Sanguino Páez y Jorge Enrique Robledo. Mi candidato presidencial, Enrique Peñalosa, ya opinó: “bienvenida al debate”.

Aleluya: en la peluquería tocaron un tema ecológico. Varias señoras, línea verde-verde ecologista, lamentaron con dolor agudo que el inmenso jardín de la casona del industrial y exembajador en Alemania don Hernán Echavarría, en la carrera 11 con calle 86A, vecina del parque Japón, fuera superpeluqueado al rape, le cortaron algunos árboles y muchos helechos. Doloroso. Ese pulmón ecológico quedó bastante raquítico y allí no llegarán más los pajaritos.

Me exigieron opinar y fui enfático: toca aceptarlo, en el capitalismo es intocable la propiedad privada. Punto.

Como ustedes en el ‘puente’ tuvieron mucho ocio, a trabajar y supliquen a la alcaldesa Claudia López que no autorice marchas, tumultos y manifestaciones el próximo 20 de julio, como ordenó el comité de paro. Rechacen esas marchas, rechacen ese torpe embeleco, y colorín colorado.

Poncho Rentería

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.