Secciones
Síguenos en:
Paro anárquico y poco pacifista

Paro anárquico y poco pacifista

Fue un paro iracundo en el que una minoría de violentos se divirtió matoneando, y aún no termina.

04 de mayo 2021 , 09:25 p. m.

Uno cumple montones de años y no aprende. Les creí a los líderes sindicalistas y universitarios que su paro-protesta sería pacífico. Salí burlado, quedé como un iluso tontarrón porque resultó un paseo anárquico en el que una minoría de malevos destruyó almacenes, supermercados, tiendas, ambulancias y sembró pánico en el centro bogotano, en Suba, Usaquén y 27 sitios más.

Vimos por televisión que fue un paro iracundo en el que una minoría de violentos se divirtió matoneando a humildes agentes de la Policía que llevaban varios días sin dormir y con los nervios de punta huyéndoles a los ladrillazos de los falsos demócratas. Ese paro general lo venían organizando hace cinco meses, cuando apenas debatían el miniborrador de reforma tributaria. Sus jefes, por radio y televisión, prometieron marchas sin violencia. Puro cuento, hasta desafiaron la pandemia, en la que Colombia ya suma 73.000 muertes, hoy creciendo por los tumultos. Se les rogó que aplazaran el paro, y olímpicamente se negaron.

Paro general en el país poco pacifista, que aún no termina. El viernes 30 iniciaron la ‘toma de Bogotá’, al bloquear 36 sitios capitalinos con grupos de 300 encapuchados. Objetivo: aniquilar y humillar a los agentes de policía, todos hijos de campesinos pobres que prestan ayuda en los accidentes, trancones, inundaciones, asonadas y tumultos.

Doña Claudia López, alcaldesa de Bogotá, ha dicho 37 veces que el paro fue pacífico, “salvo algunos incidentes leves”. Por favor, doña Claudia, vea los noticieros y compruebe que le destrozaron siete ambulancias, 56 semáforos y 34 terminales de TransMilenio. Bogotá huele a incendio, hay miedo, caos y no hay transporte público suficiente. Eso perjudica a Claudia López en su aspiración presidencial 2026, después de Gustavo Petro. Punto.

¿Qué sigue ahora? Una amiga, full antiuribista y anti-Duque, me anunció que si tumban al Presidente, rapidito lo reemplazarían con una “Junta Civil Patriótica por la Paz” de siete personalidades que apoyarían los sindicalistas, Fecode y, de pronto, Vargas Lleras y César Gaviria, hoy en feroz oposición al Gobierno. ¿Nombres para esa junta patriótica? Me dio varios: Eduardo Pizarro, Gustavo Bolívar, Pacho de Roux, Roy Barreras, Clara López Obregón, Juan Fernando Cristo y dos tesos exmagistrados. Bienvenido todo esfuerzo que nos acabe el bochinche, las marchas y el caos para volver a trabajar. Y colorín colorado...

Poncho Rentería

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.