A vestirse de colores

A vestirse de colores

Aleluya, las mujeres barranquilleras dicen que son más atractivas por vestirse con ropas de color.

08 de septiembre 2020 , 09:25 p. m.

Rechazo el brutal puñetazo que le dio un iracundo en Barranquilla a la médica pediatra Dalila Peñaranda.

Aleluya, las mujeres barranquilleras, que son de grata coquetería y alta autoestima, dicen que ellas son más atractivas que las “cachacas-paisas-bogotanas” por vestirse con ropas de color donde brillan el amarillo y el verde. Sí, ellas transmiten alegría y no la nota fúnebre. Se inauguró el accidentado túnel de La Línea, que yo hubiera bautizado ‘puente Salomón Hakim’, un científico ejemplar. Aleluya, ya podemos ir a ver a médicos y odontólogas, a gimnasios, bares, peluquerías y restaurantes. Aplaudan que autorizaron la venta moderada de licor a señores y mujeres que beben educadamente, sin dar lora. Noticia amarga: se perdieron tres millones de empleos; y de los tres millones, dos millones golpean a las mujeres, pésima noticia.

La consigna del presidente Duque hoy es trabajar y trabajar. Pero en la otra orilla, unos dirigentes sindicalistas y estudiantiles preparan marchas y manifestaciones para un “paro nacional combativo”. Cálmense, no es la hora para esas maniobras. El paro combativo puede ser contra Iván Duque, Donald Trump, el expresidente Uribe o contra el imperialismo yanqui.

Bienvenido el septiembre; no soy agorero, pero a este mes le tengo fucú porque un septiembre bombardearon las torres de Nueva York los ultras ahijados de Bin Laden. En septiembre murió, irrespetado por los ‘fachos’, Pablo Neruda, y un 11 de septiembre bombardearon los matones de Pinochet al demócrata, médico y presidente chileno Salvador Allende.

Siguen las broncas judiciales, unos dicen “se respeta la majestad de la justicia porque la ley es para todos”, y sus contrarios les gritan: “Tramposos, hicieron un rudo y ordinario montaje anti-Uribe”. Entierren ese tema y ganamos todos. Nuevas caras en el gabinete, ojalá la mayoría mujeres. Hoy vemos en la pasarela muchos hombres, magistrados, testigos, abogados y notablones calentando venganzas. ¿Tendremos en reemplazo de Iván Duque una mujer presidenta? No creo, apenas aparece una con gracia y carácter, la ridiculizan los supermasculinos. Una mujer exigente y seria rodeada de 180 mujeres rectas y preparadas podrían expulsar a los atracadores del dinero público, y no tendríamos mandando en Sucre y Córdoba a los ‘Ñoños’ ni a los mandaderos de Odebrecht vendiendo el país. Con una mujer presidenta tendríamos austeridad, cero auto-bombo multimillonario. Ese estilo de gobierno está lejanísimo, es un sueño que el viento se llevó.

Poncho Rentería

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.