¿Quién está detrás de las marchas?

¿Quién está detrás de las marchas?

El caos corre por cuenta de los vándalos que obedecen a una orden secreta.

05 de diciembre 2019 , 07:00 p.m.

¿Estamos siguiendo los mismos pasos de Chile? Es lo que dicen industriales y comerciantes abrumados por repetidos paros y marchas que afectan gravemente sus establecimientos. Grandes centros comerciales han sido cerrados por saqueos, así como también pequeños negocios de barrio. El escaso flujo de clientes en almacenes, restaurantes, bares y hoteles resulta inesperado en esta época navideña.

Mucho me sorprendió saber que el mismo caos se vivía en Ecuador, Perú y Chile. En estos países aparecen los mismos vándalos encapuchados que en Colombia atacan con piedras y explosivos a la Fuerza Pública. Además, provocan incendios y causan destrozos en los bienes públicos y privados. ¿Qué buscan con ello? Vine a saberlo gracias a un video chileno que se desconoce en Colombia. En él escuché del acreditado investigador histórico Alexis López Tapia lo que nunca había oído. Copio sus palabras: “Durante el último mes, nuestro país ha sido víctima de una insurrección subversiva. Con ello se busca, primero que todo, poner en conflicto nuestra normalidad. Mucha gente cree que ese grave desorden solo se propone mejorar las pensiones, aumentar el salario mínimo y arreglar los problemas en el servicio de salud. Pequeños grupos han venido generando caos en la ciudad por sus ataques a la Fuerza Pública y, en general, al Estado”.

Según López Tapia, todo esto tiene como fin derrocar o destituir al presidente de la República. Es decir, a Sebastián Piñera, si se habla de Chile, o a Iván Duque, si se habla de Colombia. Se trata de instaurar, a través de una asamblea constituyente, un régimen político al que se le da el nombre de “dictadura democrática”. Esta dictadura, dice López, viene desde los tiempos de Lenin para remplazar la llamada “dictadura burguesa” –o dictadura vertical de los partidos políticos– por una “democracia horizontal”, como se le llama al régimen venezolano.

Para el presidente Iván Duque, la salud y la educación constituyen temas prioritarios en su agenda de gobierno. Es un mandatario que prefiere el diálogo a los cacerolazos y petardos

Desde luego, existe la sospecha de que Maduro no es ajeno al desorden político que está afectando inesperadamente a nuestros países. Agentes de sus servicios secretos de inteligencia venezolanos se han sumado al desorden de los vándalos. Más de sesenta de ellos han sido detenidos no solo en nuestro país, sino a lo largo del continente.

¿Por qué continúan en Colombia los paros? Difícil encontrar una respuesta. No hay que olvidar que ellos interrumpen la circulación del transporte público, obligando a la gente trabajadora a largas y peligrosas caminatas, a no poder cumplir los horarios de trabajo, a cerrar establecimientos. El presidente Duque ha ofrecido dialogar con los diferentes sectores que han acudido al paro. En una reciente entrevista para el diario El Universal de Cartagena, el primer mandatario dijo: “Si a mí me hubiera dicho el comité del paro, antes del paro, que querían sentarse con nosotros a hablar sobre esas materias, con el mayor gusto lo hubiéramos hecho. ¿Para hablar sobre 13 puntos es necesario generar afectaciones por casi un billón de pesos? Yo entiendo que son las expresiones de la ciudadanía, pero también es bueno preguntarse si es necesario hacerle tanto daño al país”.

Si las marchas han tenido, por lo general, finales caóticos, no es por culpa de los estudiantes, que suelen desfilar pacíficamente. El caos corre por cuenta de los vándalos que obedecen a una orden secreta. Precisamente, Alexis López Tapia explica que detrás de esta violenta irrupción, que se produce también en Chile, se mueve la izquierda radical que sigue los pasos de Cuba y Venezuela.

Desde luego, las centrales obreras no son cómplices de semejante despropósito. Tampoco lo son las marchas estudiantiles, las cuales son sensibles a todo lo que pueda mejorar su situación. Pero, ¡cuidado!: no pueden dejarse utilizar. Para el presidente Iván Duque, la salud y la educación constituyen temas prioritarios en su agenda de gobierno. Es un mandatario que prefiere el diálogo a los cacerolazos y petardos. Es hora de que el Comité Nacional del Paro entienda que el diálogo con él puede avanzar por buen camino.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.