El español, ¿idioma universal?

El español, ¿idioma universal?

El español es una referencia de vida y cultura en el mundo, sobre todo en el territorio americano.

22 de abril 2020 , 06:28 p.m.

Según un estudio publicado recientemente, en el 2050 la lengua española debería ser hablada por seiscientos millones de personas en el mundo entero. Además, es la lengua oficial de 21 países, es la segunda lengua más estudiada después del chino-mandarín y en el Instituto Cervantes 200.000 personas aprenden el español cada año.

La lengua española se practica esencialmente en dos zonas del mundo: Europa, con 30 millones de hispanohablantes; España recibe al año 250.000 estudiantes de español. Y América, en donde 48 millones de personas hablan el español y México es el país con más hispanohablantes.

Claramente podemos apreciar que el español es un idioma poderoso en el mundo entero que tiene sus logros y éxitos. En efecto, la lengua española ha ganado 11 Premios Nobel: 5 españoles y 6 hispanoamericanos, y ―como estudiante de español― pienso que es un idioma muy homogéneo que le permite a cada persona comunicarse sin problemas y facilita los intercambios comerciales y culturales dentro del mismo continente. Para un europeo es muy apreciable imaginar que se puede cruzar América hablando una sola lengua: el español.

El español, para mí, tiene muchos aspectos positivos. Si uno se fija en la dominación del español en el mundo entero, surge la siguiente pregunta. En efecto, si el español es tan dominante, ¿cómo explicar que los franceses tenemos el inglés como LV1 (primera lengua viva)? En Francia, 75 % de los estudiantes tienen el inglés como LV1 y solo el 17 % tienen el español como LV1. Desde mi punto de vista, el inglés es estimado como una lengua internacional en el corazón del aprendizaje y fue considerado como superior a otros idiomas. Se decía que había que aprender el inglés, y esto se ha transmitido a las demás generaciones estudiantiles. El español es dominante con respecto a otros idiomas y tiene una competición interesante con el inglés.

Pienso que en el futuro el español y el inglés serán idiomas estudiados de manera igualitaria. Desde hace unas décadas, en América las poblaciones hispanohablantes se han duplicado. En efecto, en el territorio norteamericano podemos encontrar diferentes poblaciones hispanas. La comunidad hispana se encuentra en varias ciudades como Miami, Nueva York, Chicago y Los Ángeles. Estas comunidades han evolucionado durante mucho tiempo en un universo anglófono, pero desde hace pocos años las ciudades han adoptado un poco la cultura hispana. De esta forma, las calles se ven inundadas por anuncios publicitarios en castellano; muchos periódicos, revistas, programas de televisión y de radio hispanos aparecen y no es difícil encontrar restaurantes de comida latina en estas ciudades.

Me gustaría ahora mencionar el caso de Los Ángeles, que cambió la nomenclatura de sus calles remplazando la letra ‘n’ por la verdadera, la letra ‘ñ’. Esta modificación es una marca de reconocimiento para las poblaciones hispanas. En mi opinión, permitió que los hispanos se sientan identificados con su idioma y países dentro de Estados Unidos, y esta modificación posibilita también que los estadounidenses se familiaricen con el español. Para mí, no cabe duda de que el español es una referencia de vida y cultura en el mundo, y principalmente en el territorio americano.

No hay que olvidar tampoco –para terminar– que en España hay una importante diversidad lingüística. En efecto, cuatro idiomas se hablan en el país. El catalán, en Cataluña, Valencia y en Islas Baleares. El gallego, en Galicia. El euskera, en el País Vasco, y el propio castellano o español que se habla en todo el resto del país. En cada región de España podemos encontrar las lenguas regionales en las librerías y en los quioscos; en las ciudades encontramos también las informaciones de los transportes públicos; en bancos, con los cajeros automáticos, y en la casa con las facturas de agua, gas, luz, televisión, etc.

Desde mi punto de vista, esta diversidad lingüística tiene ventajas e inconvenientes. Pienso que esta multiplicidad de idiomas les permite tener a estas regiones un enriquecimiento de sus propias lenguas sin olvidar el idioma oficial.

Pero no solo hay ventajas. La diversidad lingüística en España provoca una falta de respeto entre los propios españoles por aquellos que no hablan la lengua regional y no la entienden; además, es difícil para los estudiantes seguir las clases en regiones donde se hablan estas lenguas y puede generar problemas para entender los medios de información y hasta las propias facturas de la casa.

Pierre Girard
Estudiante de último año, Institución Saint Louis, Saumur. Academia de Nantes (Francia).

Empodera tu conocimiento

Más de Pierre Girard

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.