Unas ideas directrices posibles

Unas ideas directrices posibles

Que todo el mundo tenga casa propia. No urbanización comercial, sino urbanismo.

15 de diciembre 2019 , 02:48 a.m.

No hay líder. También estamos huérfanos de ideas. La Revolución francesa y la americana, y la rusa, se hicieron con base en ideas necesarias en ese momento, lo mismo que por ejemplo Jesús inicialmente fue un correctivo para el pueblo judío, que a su modo de ver se había extraviado, habiendo perdido el sentido del amor; o el Buda fue el correctivo de la delicia de dejarse llevar por el placer.

Pero en este momento en Colombia reina la imposición, más fácil que tener ideas.

Una idea: que todo el mundo tenga casa propia. No urbanización comercial ni la esclavitud de los intereses bancarios, sino urbanismo: se respeta la naturaleza, se reserva el suelo para esparcimiento, plantas y juegos, se mantienen facilidades para practicar las artes, los deportes, los pasatiempos; y para relajarse. Y el trabajo, el estudio, están cerca. Urbanización humana.

Con esta sola idea se puede organizar una edad de oro para la industria de la construcción y las afines, como equipamiento y mobiliario. Y es fiesta para los diseñadores. Es una idea humilde, cualquiera la puede tener, pero podría funcionar como punto focal para unirnos en un quehacer más benéfico para nuestro país.

No casas demasiado pequeñas ni sin jardín. Creo que partes de Bogotá sirven y yo ubicaría el desarrollo no en la Van der Hammen sino el valle del río Teusacá, en el oriene de Bogotá. Con túneles de diez carriles o de pronto solo por monorriel por entre la montaña. Sería una manera de expandir la ciudad y a la vez liberar la Bogotá existente de presión, para así poderla rediseñar alrededor de un concepto que le escuché a Rogelio Salmona: de la vertiente oriental 16 ríos riegan a Bogotá. Pensaba que esas debían ser las arterias de una ciudad regenerada.

Ese propósito de casa propia bastaría para el ámbito urbano, aplicado con honestidad, algo bien difícil de lograr en el sector público colombiano, y el privado.

Para el territorio, también rediseño. En dónde están los alimentos, en dónde la población, en dónde los mercados, en dónde los puertos. Y bueno, sin base agraria jamás habrá país. El partido que niega eso está estorbando la historia de Colombia.

La tierra es el territorio y los usufructuarios del territorio somos todos, no se puede paralizar la tierra porque, entonces, ¿en dónde va a vivir la gente? O si no unas industrias vacunas que bien podrían sustituirse por una vegetal de frutas, nueces y semillas, hierbas y hortalizas y especies.

Producción en huertas y fincas en todos los pisos térmicos de este riquísimo territorio. La tierra para la gente y con mercadeo, transporte, y manejo correcto e higiénico. Reducirlo todo a quién es el propietario de este pedazo es caer en barbarie. Tenemos que producir

para sobrevivir y prosperar, a manos de la gente. Eso requiere una correcta base de tenencia y socioeconómica.

Y la idea final es: en educación el principio es respetar la biología.

Cuando la pubertad se afianza, el individuo podrá inicia su vida romántica. Y la sigue. Porque es el evento biológico pivote. El amor mueve el mundo. De él se aprende haciéndolo.

El movimiento de la columna vertebral estimula el crecimiento del sistema físico, y crea un flujo de energía de abajo hacia arriba; y un flujo entre personas. El amor que enaltece y une es el resultado. Es la base de la civilización.

Y no se puede negar, pues la represión genera frustración y dolor, y el pensamiento y las emociones se distorsionan. Ni se puede dejar libre. Es un instinto y se debe educar con yoga. Perdámosle el miedo.

PEDRO SHAIO

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.