close
close
Secciones
Síguenos en:
El descuaderne de Bogotá

El descuaderne de Bogotá

Existen graves problemas de gestión en dos pilares que sostienen la ciudad, seguridad y movilidad.

10 de noviembre 2021 , 08:00 p. m.

Bogotá se está descuadernando. Ya no solo son los graves problemas de gestión que se observan en los dos pilares que sostienen la gobernabilidad de una ciudad, seguridad y movilidad, los que tienen al gobierno distrital contra las cuerdas. Ahora el miedo y la indignación se apoderan de los bogotanos, que tímidamente comienzan a exigir del Estado una acción contundente.

(También le puede interesar: ¿La primacía del ‘statu quo’?)

No se trata de un problema de percepción. Es una realidad. Pese a los esfuerzos que realiza, el gobierno distrital no logra contener el crecimiento de la delincuencia en la ciudad. Los reportes al 8 de noviembre pasado muestran que a esa fecha los homicidios habían aumentado en el 12 % con respecto a los registrados en 2020; un 13 % más que lo observado en el mismo periodo de 2019. En los demás indicadores de (in)seguridad, el comportamiento sigue observándose al alza, especialmente los hurtos a personas que, a la misma fecha de noviembre, habían crecido en el 26 % con respecto a los registros para la misma época del año anterior.

Ahora, con relación a la gestión de la movilidad en la ciudad, pese al esfuerzo por dejar atrás el modelo de solo bus que durante décadas caracterizó el transporte público en Bogotá, las propuestas no son realistas. Pasar de una propuesta de dos líneas de metro y más kilómetros de vía de TransMilenio a una que propone cinco líneas de metro, dos trenes de cercanías integrados al sistema de transporte de la ciudad y varios cables y cicloalamedas, parte de suponer una capacidad institucional de planeación y gestión administrativa y financiera que la ciudad no tiene. No, por lo menos ahora.

Semejantes proyectos chocan con la realidad de una ciudad en la que los ciudadanos consumen cada vez más tiempo laboral o de ocio en transportarse de un lugar a otro. Y mientras que entre enero y octubre de este año se han matriculado 201.575 vehículos nuevos en el país, de los cuales aproximadamente el 40 % se registra en Bogotá (es decir, que a la ciudad han ingresado algo más de 80.000 nuevos carros en los 10 meses), el gobierno distrital ha respondido con menos espacio para los autos y las motos, una respuesta desde una supuesta posición "progresista" que solo conduce a la agudización del endémico caos vehicular.

Podríamos ampliar la discusión, todavía más, si consideramos los problemas de movilidad creados por la localización de la vivienda de la población residente; o la viabilidad real de los llamados "corredores verdes". Y eso sin considerar la desconexión que hay entre la intención de recuperar la "cultura ciudadana" para Bogotá, con la decisión de usar el “cepo” como fórmula de castigo a los conductores que se estacionan mal en las vías públicas.

El descuaderne de Bogotá no puede seguir. La recurrencia de atracos y agresiones a los ciudadanos por parte de bandas organizadas o pequeños grupos de ladrones –a cualquier hora del día o de la noche–, el riesgo de que los transeúntes queden en medio de balaceras abiertas en las calles entre bandas o producto de la reacción de un escolta privado, las horas productivas o de esparcimiento que pierden diariamente los bogotanos desplazándose de un lugar a otro no pueden seguir siendo el denominador común de la ciudad.

El mayor riesgo está en que un descuaderne como el que se vive solo lleva a que los ciudadanos crean que la tarea esencial del Estado es reprimir la naturaleza malvada y criminal de los individuos, olvidándose de que, como decía Aristóteles, "el fin del Estado no es solamente permitir la vida colectiva, sino hacer posible que quienes viven juntos tengan una ‘vida buena’ ".

PEDRO MEDELLÍN

(Lea todas las columnas de Pedro Medellín en EL TIEMPO, aquí)

Más de Pedro Medellin

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.