Excelencia militar: un imperativo de honor

Excelencia militar: un imperativo de honor

Los militares y policías tenemos hoy una valiosa oportunidad para reafirmar nuestro profesionalismo.

03 de julio 2019 , 07:00 p.m.

El sabio Caldas, en su célebre discurso de 1814, en la inauguración del Colegio Militar del Cuerpo de Ingenieros, advirtió: “Ahora quiero yo, jóvenes, haceros esta pregunta: ¿queréis tener honor? Pues cumplid con religiosidad las obligaciones que os impone vuestro Estado, arded en deseos de ilustraros, aplicaos con tesón al estudio de las ciencias militares, velad, trabajad, obedeced”.

Estas palabras las recibimos como si fuesen pronunciadas en este tiempo, y precisamente se materializan con la reciente decisión del señor Presidente de la República de nombrar una comisión de excelencia militar ad honorem. Los militares y policías de la patria tenemos hoy una valiosa oportunidad para reafirmar nuestro profesionalismo y legitimidad. Compromiso mayor es continuar aportando al desarrollo del país, siempre bajo postulados perennes: una doctrina militar efectiva y relevante, principios y valores y absoluta cohesión entre sus integrantes. Sin estos tres pilares es imposible la subsistencia de cualquier fuerza armada.

Nos llena de orgullo el significativo avance a través de planes de transformación responsables, visionarios e innovadores; ajustados a las capacidades de las fuerzas y alineados con estándares internacionales; y, por supuesto, bajo la égida de la Carta Magna, las leyes y las normas de DD. HH. y el DIH. “Las Fuerzas Militares son el puntal del Estado de derecho”, dijo la comisión presidencial hace pocos días a las directivas de Acore.

El Ejército actual se edifica sobre el que construyeron nuestros líderes del pasado. Ellos sembraron las bases y entregaron la posta para continuar avanzando por Colombia

En 2011 se inició el camino con el primer CRE i (Comité de Revisión Estratégica e Innovación), seguido por el Ceti (Comité Estratégico de Transformación e Innovación / 2012), el Cedef (Comité de Diseño del Ejército del Futuro / 2013), y se cimentó con el plan Minerva (Fortalecimiento de la educación y la doctrina / 2015). Este último, el primer proyecto sobre ciencias militares inscrito ante el DNP (Departamento Nacional de Planeación), liderado por nuestro actual comandante, el señor general Nicacio Martínez Espinel, cuando fungía como jefe de Educación y Doctrina del Ejército Nacional.

El Ejército actual se edifica sobre el que construyeron nuestros líderes del pasado. Ellos sembraron las bases y entregaron la posta para continuar avanzando por Colombia. La gesta libertadora (1810-1819), la primera reforma militar (1907), de la mano de nuestros hermanos chilenos; el conflicto con Perú (1932), que movilizó el país hacia el interés supremo de defender la soberanía y la integridad territorial; la guerra de Corea (1951-54), que nos dio a conocer por nuestra valentía en el mundo entero; la modernización de las FF. MM. (Plan Colombia/Plan Patriota 1998-2002) y el plan de transformación actual, que continúa con su visión al 2030, son momentos militares que marcaron el devenir institucional.

Ser socios globales de la Otán dice mucho de la excelencia de nuestras instituciones castrenses. Capacidades distintivas como el desminado militar y humanitario, las políticas asertivas en aplicación de normas de transparencia (Dante), el posicionamiento hemisférico de la aviación y nuestras fuerzas especiales, articuladas todas a través del lenguaje profesional común suministrado por la doctrina Damasco, nos permiten interactuar operacionalmente con cualquiera de los 29 ejércitos miembros. Un salto conceptual que nutre el pensamiento militar colombiano.

Este Ejército bicentenario, guardián del Estado social de derecho, seguirá incólume, siempre superando las crisis y los vaivenes propios de la democracia. ¡Patria, honor, lealtad!

* Director Centro de Doctrina del Ejército Nacional de Colombia

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.