Secciones
Síguenos en:
El credo de un soldado: ¡hacer lo correcto!

El credo de un soldado: ¡hacer lo correcto!

La confianza es el fundamento de la profesión militar, es la columna vertebral de los ejércitos.

Después de 33 años de servicio a la nación en las filas de nuestro Ejército Nacional, damos por terminada la noble carrera de las armas, por voluntad propia, de manera libre, espontánea e inequívoca. En los próximos meses pasaremos a la reserva activa, con absoluta tranquilidad y paz en nuestro corazón; con algo de nostalgia, cómo negarlo, pero con una enorme gratitud con Dios, con mi amada familia, con mis amigos, incluidos superiores, compañeros y subalternos, quienes me acompañaron en este sublime peregrinaje de ser soldado, en esta, la más digna y grande de las instituciones de la República de Colombia, y por supuesto, con el Gobierno Nacional, en cabeza del señor presidente Iván Duque Márquez.

La confianza es el fundamento de la profesión militar, y es el fundamento de cualquier relación interpersonal. Es la columna vertebral de los ejércitos, de los matrimonios, familias, negocios, empresas y sociedades; es el eje de los gobiernos, de la cultura y del progreso de los pueblos. La confianza no la regulan grados, posiciones ni jerarquías. La confianza no permite contradicciones, la ecuación es muy simple: ¡o confiamos o no confiamos!

Sin confianza no hay compromiso, y sin compromiso no existe la calidad, y ella es la materialización de la excelencia. La excelencia militar es hacer que las cosas pasen de manera sobresaliente, con fe en la causa, persistencia en el empeño y profundo sentido institucional.

En 1814, el sabio Caldas, en su discurso a unos jóvenes que iniciaban la carrera militar les dijo: “Poned toda vuestra confianza en Dios y acabad de persuadiros de que todo marcha acá abajo según las miras de su Divina Providencia. Victorias, batallas, derrotas, glorias, suerte de los imperios, todo está bajo de su mano poderosa y todo se gobierna según su voluntad”.

Así lo creemos, que nuestro país y sus Fuerzas Armadas están bajo la custodia de Dios, lo dice el preámbulo de la Constitución Política: “El pueblo de Colombia en ejercicio de su poder soberano, representado por sus delegatarios a la Asamblea Nacional Constituyente, invocando la protección de Dios...”. Por ello, el Ejército, mayoritariamente creyente, decidió bautizar su doctrina a partir del año 2013, una iniciativa apoyada por el mando institucional, absolutamente disruptiva e innovadora; ningún ejército antes lo había hecho; pero, sobre todo, una decisión profundamente espiritual, pues el nombre se tomó de la Biblia, el libro, además de estrategia y doctrina militar, que sostiene la cultura occidental judeocristiana; y apareció entonces Damasco, una maravillosa analogía, inspirada en la conversión de Saulo de Tarso en el apóstol Pablo, en su viaje a la ciudad de Damasco a perseguir cristianos. (Hechos, capítulo 9).

Pablo, un doctrinante y defensor de la fe cristiana que llevó el evangelio a los confines del mundo conocido para la época y nos enseñó, a través de sus epístolas, que Dios puede transformar el pensamiento de una nación, y hoy creemos, por fe, que Colombia tendrá un pensamiento renovado en verdad, en justicia, en hacer lo correcto; un país donde la ética sea la única regla para tomar decisiones.

La doctrina Damasco es el camino correcto de la transformación institucional; es el arte y la ciencia militar moderna universal, incorporada en manuales para nutrir los planes militares y continuar enfrentando en todo el rango de las operaciones, desde paz hasta la guerra, las amenazas de todo orden, con más y mejores herramientas doctrinales. Damasco es el lenguaje profesional común interoperable con los ejércitos más modernos, garantía de profesionalización. “He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, me he mantenido en la fe” (2 Timoteo 4:7).

Coronel Pedro Javier Rojas Guevara
Fundador y exdirector del Centro de Doctrina del Ejército Nacional

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.