Secciones
Síguenos en:
Liliput y una fantástica realidad

Liliput y una fantástica realidad

Algunos seguirán pensando en el dinero fácil. Pero serán desafíos para enfrentar.

11 de septiembre 2021 , 09:34 p. m.

Miguel, mi hijo de 7 años, prefiere cuentos no tan infantiles, por lo cual iniciamos un proceso de lectura de libros como ‘Tom Sawyer’, ‘Moby Dick’ y ahora ‘Los viajes de Gulliver’, cuyo capítulo seis leí esta semana en la cabecera de su cama, y me dejó pensando.

Imagínense que Liliput, el país en donde Gulliver era un gigante, tiene dos costumbres sobre el gobierno que me inquietaron. Una es que en materia del sector público llaman más al premio que al castigo. Quien pruebe que ha cumplido las leyes durante 6 años tiene derecho a privilegios y le dan el título de “Legal”, que se agrega a su apellido, pero que no pasa a su descendencia. La otra es que al escoger a las personas para un empleo público miran más la moralidad que las grandes aptitudes. Creen que en el gobierno es necesaria la humanidad; que la verdad y la justicia son cualidades que residen en todos y que la práctica de estas virtudes, asistidas por la experiencia y una recta intención, capacita a cualquiera para servir a su país. Consideraban que “los errores cometidos por ignorancia con honrado propósito jamás serían de tan fatales consecuencias para el bien público como las prácticas de un hombre inclinado a la corrupción”.

En Colombia hemos dejado de lado el reconocimiento y el incentivo. Para ocupar un cargo público se piden certificaciones de la Procuraduría o la Contraloría para saber si hay investigaciones, pero nadie pregunta cuánto lleva el servidor sin sanción o nota de mal comportamiento. Según el Departamento Administrativo de la Función Pública (DAFP), en el país hay 1,2 millones de servidores. Pero ¿qué porcentaje de ellos tendrán notas de daño al patrimonio público o registros de sanciones? No lo sabemos, esta información debería ser pública.

Para seguir a los liliputienses, el Congreso podría pensar esquemas de incentivos: quien lleve más de 5 años con buen comportamiento debería registrarse en los certificados de la Contraloría y la Procuraduría, tener el reconocimiento a la buena labor con nota a la hoja de vida y expresada en los certificados laborales, dar prioridad en los concursos de ascenso y de provisión de cargos en caso de empates, o incluso días descanso para estar en familia.

En cuanto a la vigilancia de la moral y la ética, de los liliputienses, para quienes ejercen el servicio público el asunto es más complejo. Hay ética de lo público cuando somos capaces de elevar el sentido personal de responsabilidad social hacia el cumplimiento de una meta común. Sentirse orgulloso de la entidad en la que trabajamos desarrolla el sentido de pertenencia y compromiso con la misión institucional, y anima a trabajar para construir un mejor país.

Nuestro trabajo como servidores es generar valor público; y ello se logra con una institucionalidad organizada, con objetivos claros, con decisiones transparentes y presupuesto abierto. Nuestros valores no son solo personales, sino que también se basan en lo que espera de nosotros la ciudadanía. El camino no es fácil: puede no verse un conflicto de intereses más allá de lo definido en la norma. Algunos seguirán pensando en el dinero fácil. Puede quebrarse una norma en algún momento de la vida. Pero serán desafíos para enfrentar.

A la final, aquella noche de lectura infantil se transformó para mí en una profunda reflexión y al apagar la lámpara de la mesa de noche sonreía en silencio mientras pensaba que generar incentivos para la probidad y la integridad, al igual que en Liliput, era una fantástica idea que puede ser posible.

PATRICIA RINCÓN MAZO

(Lea todas las columnas de Patricia Rincón Mazo en EL TIEMPO aquí).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.