Secciones
Síguenos en:
Se salió de madre

Se salió de madre

Además de España, ¿a qué otros países tampoco podremos viajar?

02 de agosto 2021 , 01:57 a. m.

Dicen que la cuerda siempre se rompe por el lado más débil. Y en esta ocasión se rompió por uno requetedébil desde hace meses: la mala fama de Colombia en tierras extranjeras. Mala fama que nos acaba de costar la decisión de España de cerrarnos las puertas; estocada en el corazón que hoy nos deja como parias ante los ojos de nuestra horrorizada Madre Patria.

La versión oficial es que nos prohíben la entrada a España por falsificadores de pruebas médicas de covid-19. Negocio en el que probablemente tenemos que ser buenísimos —como en todos los negocios ilícitos—, pero que también ocurre en otras partes y no exclusivamente en nuestros recintos.

Falsificar pruebas PCR ya es un fenómeno en el Reino Unido (100 libras esterlinas por certificado chimbo), Francia (entre 150 y 300 euros la prueba hechiza), los Países Bajos (entre 50 y 60 dólares el falso negativo) y hasta en la mismísima España (40 euros por PCR adulterada), según hallazgos de la Europol, la oficina contra el delito de la Unión Europea.

Si medio mundo está en el negocio de las pruebas adulteradas, ¿por qué solo a un puñado de viajeros —entre ellos los colombianos— se nos prohíbe el ingreso a España? ¿Nos veta la Madre Patria únicamente por falsificar pruebas médicas? ¿O porque la percepción internacional es que la pandemia se salió de madre en nuestra tierra?

¿O será porque nosotros no les exigimos dichas pruebas a los turistas que llegan de afuera? ¿Pues no es afuera, acaso, donde circulan primero variantes misteriosas como la delta, hoy a nuestros pies y desde hace meses acorralando a medio planeta?

A Colombia entra cualquiera. Sin tener que hacer cuarentena, sin tener que tomar ninguna prueba, sin pagar por copias piratas en caso de no tener verdaderas. Importantísima dupleta —prueba médica y cuarentena— que sí exigen docenas de países en otros continentes y dentro de la vecindad nuestra: España, Alemania, Francia, Inglaterra, Portugal, Italia, Grecia, Canadá, Estados Unidos, México, Panamá, Brasil, Ecuador, Perú y Argentina, entre otros, obligan a los turistas a hacer cuarentenas y a realizarse pruebas para covid-19 unas 72 horas antes de aterrizar.

Nosotros nada. Nada. Y la gran noticia en Inglaterra es que, a partir de hoy, no habrá cuarentena para los turistas que vengan vacunados de Europa y Norteamérica. ¿Cómo? Si en Colombia llevamos meses recibiendo a cualquiera, sin exigir prueba médica, sin pedirles ninguna cuarentena. No les vamos a exigir ahora que tengan la vacunación completa.

A pesar de los esfuerzos hechos por el Gobierno, nos enfrentamos al eterno dilema de esta impredeciblísima pandemia: ¿solucionar primero el hambre antes que vacunar a la mayor parte de la población colombiana? ¿Hacer concesiones para impulsar el empleo y dejar que el virus se nos vuelva endémico?

Elegimos lo primero y habrá que afrontar las consecuencias. Ojalá la decisión de España de prohibirnos la entrada a los colombianos no sea la primera de muchas. Las playas de Santa Marta y Cartagena estarán llenas, pero ¿a qué precio? ¿Nada de pruebas, nada de cuarentenas? ¿Ninguna traba al turismo extranjero? ¿Que traigan sus dólares, que igual los pobres se van a morir de hambre, así el precio sea quedar aislados e impedidos de viajar a otros lugares?

PAOLA OCHOA
En Twitter: @PaolaOchoaAmaya

Más de Paola Ochoa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.