Secciones
Síguenos en:
‘Otoniel’ y Pablo

‘Otoniel’ y Pablo

De nada servirá la captura de ‘Otoniel’, como de nada sirvió la muerte de Escobar.

24 de octubre 2021 , 09:32 p. m.

Cayó ‘Otoniel’, 'capo di tutti cappi', pez gordo y timonel del ‘clan del Golfo’. Cayó el narco más pesado, la reencarnación de Pablo Escobar, el más buscado por la DEA y por las autoridades colombianas en los últimos diez años. ¿Y de qué nos sirve eso al resto de colombianos? Probablemente de nada, como de nada nos sirvió tampoco que cayera Escobar.

Porque tras ‘Otoniel’ viene toda una nueva generación de narcos. Malandros que entran a disputarse el insaciable mercado de la cocaína a nivel global; negocio que mueve unos 650.000 millones de dólares al año y que nunca desaparecerá por mucho que se capturen cabezas y se entreguen rutas a cambio. Porque mientras haya demanda, siempre habrá oferta, porque se trata de un negocio con rentabilidades extraordinarias, porque europeos y gringos siguen consumiendo cocaína y les encanta llenarse las narices con harina blanca.

Tras la muerte de Pablo Escobar no pasó nada, como no pasará nada tras la captura de ‘Otoniel’. Vendrán nuevos narcos, más pequeños, menos llamativos, menos poderosos, así como nuevos y más grupos extranjeros. Multiplicación de las cabezas para un leviatán que seguirá siendo imposible de acabar y que crece como un monstruo de poder descomunal. Y es que tras la muerte de Pablo Escobar todo empeoró de manera brutal. Los cultivos de coca se quintuplicaron, pasando de 50.000 hectáreas en 1995 a 245.000 hectáreas el año pasado. La producción de cocaína se sextuplicó y las toneladas métricas subieron de 200 en 1995 a 1.137 en 2020. El precio promedio de venta a los distribuidores en las calles de Estados Unidos subió 45 por ciento y se elevó de 22.000 dólares el kilo a 32.000 dólares el año pasado. Y el precio del gramo en las calles para los consumidores norteamericanos se derrumbó de 200 dólares en 1995 a 160 dólares el año pasado.

Son los datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, de la Oficina de la Casa Blanca contra las Drogas y de la propia DEA. Esta última, la agencia más fracasada en toda la historia del hemisferio occidental y uno de los grandes fiascos en la política internacional norteamericana. Agencia que tras la muerte de Escobar ha tenido que ver el crecimiento exponencial del negocio en todos los eslabones de la cadena: siembras, producción, distribución, comercialización, exportación, consumo, ventas, y los dramáticos en productividad y rentabilidad por hectárea.

Lo que no ha cambiado desde la muerte de Pablo Escobar es que Colombia sigue produciendo el producto y quedándose con las chichiguas de las ganancias. Cultivamos el 80 por ciento de la coca a nivel mundial, producimos siete de cada diez gramos de cocaína que se venden en el mundo, exportamos a docenas de países, pero continuamos quedándonos con menos del 10 por ciento de la utilidad final. Lo grueso, lo realmente grueso, se lo quedan los carteles mexicanos y los intermediarios que distribuyen la droga en Estados Unidos, Europa y Australia.

En cambio, seguimos poniendo los muertos, las guerras de carteles, las venganzas entre organizaciones criminales, las masacres de campesinos, los políticos vendidos a la mafia, los jueces con mordaza, el Estado permeado por el poder corruptor del narcotráfico.

De nada servirá la captura de ‘Otoniel’, como de nada sirvió tampoco la muerte de Pablo Escobar.

PAOLA OCHOA
En Twitter: @PaolaOchoaAmaya

(Lea todas las columnas de Paola Ochoa en EL TIEMPO, aquí).

Más de Paola Ochoa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.