México no te rajes

México no te rajes

López Obrador se está convirtiendo en una maldición para México.

22 de julio 2019 , 06:47 a.m.

Mientras medio país se enfrasca en el debate de la Corte Constitucional y el glifosato, la doble instancia retroactiva para favorecer a Arias, o la libertad automática para los hampones capturados en flagrancia, a varios kilómetros de nuestras costas se empieza a gestar un huracán con enormes consecuencias para América Latina y para la economía colombiana: Andrés Manuel López Obrador, el presidente de México desde hace 240 días.

Un presidente, con delirio de Benito Juárez y Emiliano Zapata, que está convencidísimo de estar haciendo la nueva revolución mexicana: quiere construir el tren Maya para ayudar a los indígenas, piensa crear una nueva refinería en el sur de México para impulsar el desarrollo de esas comunidades marginadas, está repartiendo dinero a los más pobres a diestra y siniestra, y acaba de echar para atrás la reforma educativa de Peña Nieto porque se le dio la gana.

Pero en realidad no se trata de ningún héroe mexicano, ni de un auténtico mero-mero macho de una revolución trasnochada. Más bien, de un presidente que vive medio borracho, que se siente iluminado y está llenando el Estado mexicano de incompetentes y buenos para nada.

Por algo le renunció hace dos semanas su ministro de Hacienda, Carlos Urzúa, uno de los últimos grandes técnicos y burócratas que todavía allí quedaban. Un portazo que ha prendido mundialmente las alarmas de lo que puede estar ocurriendo con la economía más importante de toda Latinoamérica y con el tercer socio comercial de Colombia, después de Estados Unidos y China.

Y es que hoy, a escasos días de la salida de Urzúa, varios bancos extranjeros levantan la voz y dicen que México habría entrado en una recesión técnica, pues su economía lleva dos trimestres consecutivos cayendo como pepa de guama. Y lo que es peor: dicen que México podría perder su grado de inversión entre 12 y 18 meses si la economía se mantiene estancada.

Una crisis por capítulos que traerá mucha volatilidad para toda la región, y en especial para Colombia, con quien tiene tres venas conectadas: la gran apuesta en exploración de Ecopetrol en aguas mexicanas, la gran apuesta de integración regional de la Alianza Pacífico y la gran apuesta comercial en productos agrícolas y automovilísticos.

Eso y la gran apuesta política para combatir conjuntamente la pesadilla del narcotráfico, sobre todo ahora que ambos países se enfrentan a una posible descertificación en el mes de septiembre por parte de la Casa Blanca. México y Colombia se arriesgan a correr con la misma suerte de Honduras, El Salvador y Guatemala: quedarse sin un solo centavo de la billonarias ayudas norteamericanas.

Esta semana se conocieron las cifras de empleo en México en junio, así como el plan de negocios de Pemex para este año, pero en ambos casos los resultados son más que oscuros. Y no solo porque la economía mexicana se esté haciendo agua, sino porque ahora tiene que absorber, además, la enorme migración centroamericana: 700.000 personas este año; una cifra que puede llegar fácilmente al millón de almas.

López Obrador no es ningún Benito Juárez ni Emiliano Zapata, ni tampoco está cocinando una nueva revolución mexicana. Lo que sí está haciendo es acabando con la credibilidad económica e institucional de México, y poniendo en entredicho la capacidad de la izquierda para gobernar la economía más importante de toda Latinoamérica.

PAOLA OCHOA
En Twitter: @PaolaOchoaAmaya

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.