Secciones
Síguenos en:
La guarida

La guarida

Nada mejor contra el Eln que un cambio de régimen en Venezuela.

Será la fecha más importante de la semana que empieza: miércoles 23 de enero. Un día que podría marcar el comienzo del fin del régimen de Nicolás Maduro, justo en medio de la conmemoración de los 61 años de la caída de Marcos Pérez Jiménez, el penúltimo dictador de Venezuela.

Habrá un gran cabildo nacional abierto que promete rebasar todas las expectativas. Y que multiplicará exponencialmente cualquier manifestación pública que se haya realizado hasta el momento en la república vecina.

Todos los astros están alineados: la cara fresca y renovada de Juan Guaidó para hacer el cambiazo, la amnistía para los militares venezolanos que apoyen el asalto, la voluntad de Panamá para destapar las cuentas de los narcopolíticos en el Estado, el hambre de 15 millones de venezolanos, el desabastecimiento de medicamentos y los apagones eléctricos que sufren a diario.

Un caldo de cultivo que se repite a nivel internacional, en donde también están todos los astros reordenados: Bolsonaro en Brasil, Macri en Argentina, Piñera en Chile, Moreno en Ecuador, Duque en Colombia y Trump en Estados Unidos. Eso y la caída libre de Daniel Ortega en Nicaragua, así como la muy probable salida de Evo Morales en Bolivia. Y claro: el envejecimiento de la cúpula en Cuba y la inminente derrota del FMLN en El Salvador.

No hay un país del continente que apoye la criminal dictadura venezolana. Criminal y pirata, porque si algo ha quedado demostrado hasta el momento es que se trata de ladrones y narcotraficantes que solo buscan enriquecerse a la lata.

En Andorra, por ejemplo, escondieron más de 2.000 millones de dólares, según la Ofac. En Suiza ocultaron más de 15.000 millones de dólares, según el periódico francés ‘Le Monde’. En Florida les encontraron más de 1.800 millones de dólares, según el FBI. Y en Venezuela se feriaron más de 1.000 millones de dólares de PDVSA, según el ‘Miami Herald’.

Una danza de los millones que tiene enriquecido a Maduro y a los generales de su curubito, cuyas fortunas personales valen cientos de millones de dólares. A Diosdado Cabello le encontraron cuentas y propiedades en Estados Unidos que suman 800 millones de dólares. A la familia de Chávez le calculan un patrimonio de 4.000 millones de dólares; superior al de los empresarios Gustavo Cisneros y Lorenzo Mendoza, quienes según la revista ‘Forbes’ poseen un capital de 1.100 y 1.198 millones de dólares.

Si la caída de Maduro es tan inminente como dicen muchos, entonces este es el mejor momento para que Duque se la juegue a fondo para derrocar al chavismo. Es la hora de apoyar a la oposición venezolana y a los militares golpistas con logística, inteligencia y recursos.

Porque nada mejor contra el Eln que un cambio de régimen en Venezuela; el refugio seguro de estos criminales durante las dos últimas décadas.

PAOLA OCHOA
En Twitter: @PaolaOchoaAmaya

Más de Paola Ochoa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.