Efromovich

Efromovich

Hay cosas que el dinero no puede comprar.

29 de abril 2019 , 09:34 a.m.

Definitivamente hay cosas en la vida que el dinero no puede comprar. Y una de esas es la tranquilidad mental. Algo que no debe tener por estos días el multimillonario brasileño Germán Efromovich, el dueño de Avianca, la centenaria aerolínea colombiana que hoy atraviesa por una coyuntura llena de espinas y con pocas rosas.

Y no solo por el retiro esta semana de Hernán Rincón, su presidente en los últimos tres años. También por todo lo que ha venido ocurriendo desde hace rato: la huelga de pilotos más larga de la historia, la cancelación de un pedido de 17 aviones, el aplazamiento de otros 32, la salida de rutas no rentables, la venta de 7 negocios no estratégicos, la estrepitosa caída de la acción de Avianca Holdings en los últimos 5 años y la incansable búsqueda de estrategias para mejorar la liquidez de la empresa.

A ello se suman las peleas de Efromovich con sus socios salvadoreños y argentinos, las familias Kriete y Macri, con quienes disputa multimillonarios pulsos en distintos estrados judiciales. Y, obviamente, la quiebra de Avianca Brasil y muy pronto de Avianca Argentina, dos compañías del Grupo Synergy, el principal accionista de Avianca Holdings, dueño por derecha de la aerolínea colombiana.

En el caso de Brasil, la empresa se encuentra desde el año pasado en ley de quiebras del estado de São Paulo. En el caso de Argentina, dentro de 20 días le sacan los aviones del aire por falta de pago, pues arrastra una deuda de 30 millones de dólares desde que empezó la operación, que todavía no ha cancelado. Ya le cortaron la cuenta corriente de combustible y está en una situación muy crítica, dijo este fin de semana el diario financiero Ámbito. Y asegura que en los próximos días Avianca Argentina dejará de operar en ese mercado.

Un panorama dificilísimo que se complica aún más con el escenario actual y futuro de los precios del petróleo, una de las principales fuentes de costos para la industria aeronáutica mundial. Los precios del petróleo van rumbo nuevamente a los 80 dólares el barril, cortesía de los recortes de la Opep y de las sanciones de los gringos contra Venezuela e Irán.

El reto para Germán Efromovich es monumental: sobreaguar los saltos del petróleo, rescatar a Avianca Brasil, salvar a Avianca Argentina, recuperar a Avianca Colombia, empujar el precio de la acción de Avianca Holdings y ganar los multimillonarios pleitos en los tribunales extranjeros.

Una tarea apoteósica que ojalá tenga un buen final por el bien de Colombia, cuya logística depende en extremo de Avianca, como quedó claro durante los 51 días del paro de pilotos del año 2017.

Porque nada peor para el país y para el gobierno Duque que tener que salir al rescate de Avianca, en medio de tantos y costosos problemas que ya tiene que enfrentar.

PAOLA OCHOA
En Twitter: @PaolaOchoaAmaya

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.