Un despropósito

Un despropósito

Este proyecto es un verdadero despropósito que no resuelve los problemas del régimen pensional.

14 de septiembre 2020 , 09:25 p. m.

El proyecto que cursa en el Congreso de la República y que habilita el cambio de afiliación de los actuales regímenes de prima media (Colpensiones) y del sistema de pensiones privado (Rais) es popular pero muy inconveniente para el país.

Atraídos por el menor número de semanas a cotizar (1.150 vs. 1.300), algunos estarán tentados de trasladarse de Colpensiones a los fondos privados. Esto será cierto para aquellos que han tenido discontinuidad en sus cotizaciones durante la vida laboral. Saben que, aun si no tienen el ahorro necesario para la pensión, el Fondo de Garantía de Pensión Mínima les aseguraría una mesada de salario mínimo que posiblemente no obtendrían en el sistema público. Pero se les olvida el riesgo de extralongevidad que podría enfrentarlos a no tener mesadas si viven más años del promedio y se agota prematuramente el capital. Al final de su vida, se verían en un escenario de pobreza extrema.

En el caso de los que pasarían a Colpensiones, atraídos por unas mesadas más elevadas, deberán trabajar tres años más para poder obtener su pensión. Todos los estudios confirman que el régimen de prima media es fiscalmente insostenible y en el futuro existe un riesgo de que el presupuesto nacional no pueda asumir su peso o se produzca, como ha sucedido en otras latitudes, un deterioro del valor real de las mesadas por efecto de la inflación o la devaluación de la moneda.

Pero lo que es aún más grave es el costo del proyecto. Los estimativos del Ministerio de Hacienda oscilan entre 28 y 33 billones de pesos que beneficiarían a 366.000 personas. Ese dinero equivale a dos veces el costo del aseguramiento en salud. Es cuatro veces lo que invertimos en infraestructura y 10 veces lo que cuesta el presupuesto de las universidades públicas. Es el equivalente a cerca de 20 veces el presupuesto en vivienda o 40 veces el presupuesto del sector agropecuario. ¡Con una décima parte de esos recursos podríamos extender el programa Colombia Mayor a toda la población de más de 60 años eliminando la pobreza extrema de los viejitos!

Este proyecto de ley les suena a quienes no han estudiado sus efectos y es popular en muchas audiencias. Pero es un verdadero despropósito que en nada resuelve los verdaderos problemas del régimen pensional colombiano.

Todo en economía tiene un costo de oportunidad y en este caso es enorme.

Miguel Gómez Martínez
Presidente de Fasecolda

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.