Tesis legal, Presidente honesto y oposición mediocre

Tesis legal, Presidente honesto y oposición mediocre

En el fondo, la agitación en España no es más que una muestra de un Gobierno transparente.

02 de octubre 2018 , 12:00 a.m.

Por: JERÓNIMO RÍOS *

Una tesis doctoral es un ejercicio de acumulación y construcción de conocimiento resultado de miles de horas de lectura, análisis y trabajo de campo. Entre sus principales atributos está la originalidad, la honestidad, la creatividad y la contribución académica al conocimiento de un particular objeto de estudio. Dicho esto, la semana pasada hubo en España un acalorado debate político, mediático e incluso social sobre la tesis doctoral del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El debate estaba alimentado por varios altos cargos de gobierno y oposición que recientemente se vieron afectados por dudas fundadas sobre la credibilidad de su currículo académico. En el caso de Sánchez, las dudas provenían del oscurantismo al que había sido sometido su trabajo doctoral, lo cual trató de instrumentalizar la oposición política a efectos de promover un ‘escándalo de Ph. D.’ que pudiera, llegado el caso, costarle el cargo al mandatario.

Anteponiéndose a los hechos, Sánchez hizo pública su tesis, y, para sorpresa de la oposición, esta era legal, original y honesta.

Anteponiéndose a los hechos, Sánchez hizo pública su tesis, y, para sorpresa de la oposición, esta era legal, original y honesta. Es decir, las acusaciones infundadas a todas luces de plagio al presidente se desmoronaron, y los programas informáticos detectores de plagio a los que fue sometida la disertación desembocaron en lo mismo: el trabajo doctoral de Sánchez es válido.

Lo más triste de todo lo anterior no es la exigencia de pulcritud y transparencia que se le debe hacer a cualquier trabajo doctoral. Lo más lamentable es el ejercicio político de una oposición irresponsable en la que el líder del Partido Popular, Pablo Casado, tiene una investigación en curso por haber desarrollado una maestría, cuando menos, con muchas aparentes irregularidades a causa de un proceso de homologación evidentemente desproporcionado, y el otro gran opositor, Albert Rivera, miente en su hoja de vida aceptando una maestría que nunca realizó y una condición de candidato a doctor que expiró ¡hace más de una década!

En el fondo, la agitada semana transcurrida en España no es más que una muestra de un Gobierno transparente, con una forma distinta de hacer las cosas, cercana al ciudadano y que ha dado muestra, en varias ocasiones, de ejemplaridad con el cumplimiento de la ley y la rendición de cuentas, y una oposición desestabilizadora, que sigue inmersa en la mentira y la corrupción y que, por descontado, ni pedirá disculpas por las falsas acusaciones a Sánchez ni se someterá al mismo juicio de valoración por las mentiras en su trayectoria académica y hoja de vida de sus principales dirigentes.


* Doctor en Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid
- @Jeronimo_Rios_

Pedro Sánchez

El presidente de España, el socialista Pedro Sánchez.

Foto:

Sergio Perez / Reuters

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.