¿Neosocialismo vs. neoliberalismo? Esa no es la cuestión

¿Neosocialismo vs. neoliberalismo? Esa no es la cuestión

Lo que puede venir próximamente: la reinvención del capitalismo basado en la especulación.

10 de enero 2020 , 07:12 p.m.

Por: Darío Castillo Sandoval

La columna del Dr. Carlos Caballero Argáez del pasado 3 de enero hace recordar al célebre economista Joseph Schumpeter, quien afirmó a principios de los años 40 que el capitalismo no sobreviviría y por eso me animo a mencionar tres aspectos que menciona el Dr. Argáez en su texto.

Primero, hay que decir que la revista Foreign Affairs hace bien en preocuparse por el tema del futuro del capitalismo, pues efectivamente la continuidad del modelo no está garantizada o al menos no como lo conocemos. En el prólogo del libro Capitalismo, socialismo y democracia, Schumpeter deja clara su preocupación pues afirma que el fin del modelo capitalista es inevitable. A diferencia de Marx, quien suponía el fin del capitalismo por causa del proletariado, Schumpeter predijo que el capitalismo engendraría una gran clase intelectual que se ganaría la vida atacando el mismo sistema, ignorando que parte de ese modelo económico es necesario para la existencia de esa clase intelectual que le critica. Interesante predicción que podría tener o no razón en la actualidad, al analizar quiénes y por qué protestan.

Segundo, la teoría económica y evidencia empírica que se ha construido para seguir afirmando que la economía se divide entre los “de izquierda” y los “de derecha” y creerlo favorece la misma polarización de la que tanto nos quejamos. Elinor Ostrom, nobel de economía, junto con otros dos autores, escribieron un artículo donde expone este tema (Going beyond panaceas). En síntesis, lo que sugieren en el ámbito de los recursos naturales es que hay una panacea de derecha que cree que solo su paradigma funciona bien, mientras que hay otra panacea de izquierda que piensa que solo su modelo es el correcto, pero es una equivocación creer que solo hay dos únicas panaceas cuando hay más.

Tracemos imaginariamente en el eje Y al neoliberalismo que promueve una mínima intervención del Gobierno en el mercado y la producción de más bienes privados que de bienes públicos. En contraste está el eje X, donde está representada la economía planificada que promueve la oferta de más bienes públicos y una casi total intervención del Gobierno en el mercado. ¿Cómo puedo entender en este plano cartesiano una economía donde hay empresas privadas que proveen bienes públicos? Casos como los de Finlandia o la provincia de Quebec en Canadá – entre otros- son ejemplos de cómo las cooperativas y otras empresas de la economía solidaria, de propiedad privada pero de gestión colectiva, han logrado asumir con éxito el rol proveedor de varios bienes públicos que le correspondería exclusivamente al Estado. Es como si al plano cartesiano, donde tenemos el eje X, y el eje Y, le dibujáramos un eje Z, es decir, una tercera dimensión de la economía, siendo Z la economía social y solidaria.

Tercero. En el libro Sálvese quien pueda, de Edward Chancellor, nos dan una idea de lo que puede venir próximamente: la reinvención del capitalismo basado en la especulación donde quienes mandan son los grupos de poder que tuercen las reglas de juego, en lugar de la libertad de la mano invisible, las leyes de la oferta y la demanda o el esfuerzo de los más

competitivos como nos lo explicaron en clase de economía política. Es justamente esa diferencia entre teoría y práctica lo que genera tantos perdedores que los economistas les endosamos a las “fallas de mercado”, y solo por eso ya valdría la pena atrevernos a buscar un modelo diferente y que, como explica Chancellor, no tenga que romperse de tanto en tanto para que siga funcionando.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.