Arquitectura escolar y ambientes de aprendizaje

Arquitectura escolar y ambientes de aprendizaje

Si no se aprovecha el nuevo plan de desarrollo, no habrá cambios en ese programa arquitectónico.

25 de octubre 2018 , 12:17 a.m.

El Plan Nacional de Desarrollo para los próximos cuatro años se está formulando, y además de los temas en boga, como la destinación de recursos adicionales para la educación rural o para la educación superior, se pueden hacer propuestas que tienen restricciones culturales más que financieras. Un ejemplo es el del tipo de infraestructura y dotación escolar que se desarrolla en el país. Con muy pocas excepciones, hoy los edificios, mobiliario y recursos tecnológicos y didácticos en el sistema público están concebidos para tener aulas convencionales, en las que un profesor se para frente a un grupo de estudiantes a ofrecer información, a veces usando computadores y un proyector, a veces un tablero acrílico. Con la misma inversión podríamos hacer énfasis en otro tipo de ambientes y recursos físicos para aprender, apropiados a las necesidades pedagógicas actuales, tal como lo están haciendo los colegios privados de clase media.

La pedagogía contemporánea busca que los chicos desarrollen competencias y capacidades mientras abordan del modo más práctico posible, a lo largo de un proyecto o unidad de indagación que dura varias semanas, una serie de preguntas o desafíos. Así, los intereses de los niños, niñas y jóvenes y la comprensión de la realidad, van ayudando al maestro a orientar un proceso activo que sus estudiantes adelantan cada uno a su ritmo. La memorización de lo que se oye y se lee, la acumulación analítica de información o incluso la comprensión progresiva de los elementos científicos o técnicos de una disciplina en un libro de texto son cada vez menos comunes.

Los métodos magistrales son sustituidos por el trabajo en equipo para investigar, descubrir, discernir, reflexionar, crear, transformar la realidad y comunicar. Para esos procesos se necesitan menos aulas llenas de pupitres y más espacios colaborativos flexibles.

Mientras tanto, el Gobierno en Colombia construye colegios con largos pasillos angostos que integran 12, 24 o 36 aulas (una, dos o tres por grado), una biblioteca, uno o dos laboratorios, una o dos canchas deportivas y una cafetería, todo en un predio encerrado. Y usamos diseños con poquísimas variaciones para todo el país. De hecho, uno de los indicadores de progreso educativo más frecuentes en los planes de desarrollo de municipios, departamentos y la nación es el número de aulas construidas. Algo no cuadra.

El nuevo modelo arquitectónico y de diseño industrial que necesitamos se aplica cada vez más en el mundo, y en este momento en Bogotá se están construyendo jardines infantiles y colegios públicos innovadores diseñados entre 2014 y 2015 mediante un concurso convocado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos SCA, en asocio con la Secretaría de Educación, asesorado por los mayores expertos internacionales, como el profesor Frank Locker de la Universidad de Harvard. https://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-15186344

El gobierno de Juan Manuel Santos se propuso construir 30.000 aulas adicionales y aunque pudo apostar por la innovación, tomó el camino tradicional. Esa meta no se ha terminado de conseguir y seguramente el gobierno Duque tendrá que seguir intentando cumplirla, al menos en parte. Y el sindicato exige nuevos espacios convencionales para la jornada única. En eso han estado de acuerdo Gobierno y Fecode: ven la educación como algo que ocurre en un salón de clases típico del siglo XX.

Si no se aprovecha el nuevo plan de desarrollo, no habrá cambios en ese programa arquitectónico. Hacer diseños (y obras) en los que aparecen distintos modos de ubicarse, unos con mesas, otros individuales con sitios para computadores personales, estantes con libros en muchas partes, zonas abiertas que conectan edificios con jardines, amplios pasillos y cafeterías útiles para trabajar, o áreas sin muebles para estar de pie, sentado cómodamente (o acostado), es ya una labor cotidiana en el mundo, como lo muestra el área que investiga el tema de la Ocde http://www.oecd.org/education/effective-learning-environments/ .

De hecho, se hace en Colombia y no cuesta más. Incluso, cambiar paradigmas técnicos es viable (lo que hizo la SCA en Bogotá lo demuestra). Más difícil es convencer a quienes administran la educación de que hay que hacer cambios.

La infraestructura se hace una sola vez para muchos años. Y si aquí abogo por espacios colaborativos de aprendizaje en los colegios, hoy la pregunta pertinente va más allá. Parte importante de la educación está dejando de suceder en edificios especializados. Si se trata de entender y transformar la realidad, ¿hasta qué punto el aula puede ser el territorio, la ciudad, las bibliotecas, museos y parques, el entorno natural, las instituciones en las que sucede esa realidad? ¿Se puede, durante la jornada escolar, sacar a los estudiantes de los colegios durante horas o incluso días? Y como la respuesta es sí, ¿en qué infraestructura se debe invertir para educar? Tal vez en espacios públicos que integren la educación y otras realidades de los chicos.

O más allá… ¿los estudiantes dejarán de “ir a estudiar” todos los días y tener jornadas escolares fijas, para adelantar durante gran parte de su tiempo de estudio actividades deslocalizadas autónomas?, ¿cuál es el futuro de la virtualidad en la educación?

No parecen preguntas absurdas en tiempos de cultura digital. Y cada vez más la educación privada se las planea. ¿Nos las hemos planteado en serio para la educación pública del país?

ÓSCAR SÁNCHEZ 
*Coordinador Nacional Educapaz@OscarG_Sanchez

Sal de la rutina

Más de Óscar Sánchez

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.