close
close
Secciones
Síguenos en:
Milagros

Milagros

Mantener el programa más viejo del mundo debería ser suficiente para treparlo a los altares.

12 de noviembre 2021 , 08:00 p. m.

Al padre Diego Jaramillo, salud.

Ante todo, mis disculpas a su yarumaleña educación y al cucutoche padre Rafael García-Herreros por haber pasado de agache en los primeros sesenta banquetes del millón. Con lo del agache quiero significar que hasta ahora he dejado que la solidaridad corra por cuenta del prójimo. Soy generoso con lo ajeno.

(También le puede interesar: Fieles difuntos)

El próximo 24 de noviembre, García-Herreros, quien trota hacia los altares, cumplirá 29 años de haber partido. Murió en su ley, en pleno banquete.

Reencarnado en Yamid Amat, usted dio la chiva sobre la muerte en casa del telepresbítero. En el Salón Rojo del Tequendama hubo lágrimas de dolor por su muerte y de alegría por su vida, y adelante: El espectáculo de la solidaridad tenía que continuar.

Milagros para agilizar la tarea de beatificación hay muchos. Pensando con las ganas asumo que el abogado del diablo en el proceso olvidó su polémica mediación para que Pablo Escobar pasara un sabático con jacuzzi en La Catedral. Ese olvido por una actuación que le valió su baculazo es un milagro patentísimo.

Ahora, con el milagro de mantener el programa de televisión más viejo del mundo, El minuto de Dios, debería ser suficiente para treparlo a los altares. Un milagro anexo es que a nadie se le ocurre cambiar de canal cuando usted, padre Diego, echa su nocturno rollo.

Entrado en gastos diría que si el padre Rafael me hace dos milagritos, podría aportar platica al banquete del jueves 25. En 28-12-2012, del IDU nos pasaron la cuenta de cobro n.º 006917565 por $ 373.200 por unas obras de valorización en Niza IX que nunca se hicieron. Pagamos por anticipado. Cero devoluciones.

El otro milagrito podría generar 200.000 desvalorizados denarios: en Medellín, el Juzgado Vigésimo Primero Civil Municipal, el 9 de junio de 2016, declaró nula la fotomulta DO5001000000011063883. Esa platica tampoco la devolvieron. Autorizo consignar ambas sumas en la cuenta de Davivienda del Minuto.

A la familia Ramírez Restrepo, del barrio Aranjuez-Medellín, les hizo el milagro de volverlos platuditos después de que, por pobres, los invitaran al programa en 1958. Piden el catorce adicional de que aparezcan fotos del programa. Y si los milagros mencionados no bastan, pueden alegar lo que argumentó una niña ante sus padres escépticos: Dios existe porque tiene un minuto en la televisión... Y los padres creyeron...

OSCAR DOMÍNGUEZ GIRALDO
oscardominguezg@ooutlook.com

(Lea todas las columnas de Óscar Domínguez Giraldo en EL TIEMPO, aquí)

Más de Óscar Domínguez Giraldo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.