Matrimonio en el circo

Matrimonio en el circo

No todos los días se puede votar para Senado por alguien que se casó en una jaula de circo.

10 de marzo 2018 , 12:00 a.m.

En la cédula, el sujeto queda con la cara que quisiera para su mejor enemigo. Estéticamente, quedamos de recoger con cuchara, con cara de yo no fui. Uno no tiene el rostro que quiere, sino el que puede. De niño, quería crecer para parecerme a Tony Curtis o a Tyrone Power.

Votaría gustoso por un candidato que nos garantice que la foto de la cédula será tomada por un fotógrafo de pedigrí. Podría ser el argentino Daniel Mordzinski. Nos subiría el ego y mejoraría la productividad tener el mismo tomamonos que retrata al estrato seis intelectual.

Si el che Daniel no está disponible porque anda fotografiando egos, podría ser alguien menos encopetado. También votaría por aquel candidato que autorice Photoshop para el retrato de la cédula que nos acompañará perrunamente a todas partes.

Por solidaridad con sus mascotas, muchos terminan pareciéndose a su perro, como un personaje de Camus. En la cédula original no nos parecemos a nadie. Antes había que andar con ese inri. Menos mal, para la cédula vigente mejoraron las cosas.

Espero que el hecho de haber perdido tres centímetros de estatura no me inhabilite para sufragar. Por cédula mido 1,73 centímetros, pero mi proctólogo (¿o sería el ortopedista?) me midió y encontró que me he encogido. Espero no seguir desapareciendo. No quiero ahorrarle trabajo al horno crematorio.

Espero que el hecho de haber perdido tres centímetros de estatura no me inhabilite para sufragar.

Pero es hora de ir al meollo del asunto. No todos los días se puede votar para Senado por alguien que se casó en una jaula de circo, en presencia de siete tigres y de un notario, Mario Fernández, un rabino, Mario Gurevich y el padre Francisco de Roux.
Mi candidato es partidario de la no confrontación para resolver conflictos y aboga por lo que alguna vez denominó la “utopía educativa”.

Le gusta que las cosas serias se hagan mamando gallo. Por eso se casó en el Circo de los Hermanos Gasca. Como estábamos en pleno proceso 8.000, se casó con doña Adriana sobre un elefante. Al profesor Mockus de pronto le da por mostrar la petite différence en público. Ojalá su afición por los simbolismos no le embolate la curul.
En la consulta del Centro Democrático no votaré embarracado por ninguno de los varones domados.

Finalmente, si bien no sé cuántos habitantes por metro cuadrado tiene Mongolia, tengo claro que el periodista y escritor Reinaldo Spitaletta tendrá mi votico para Cámara.

ÓSCAR DOMÍNGUEZ GIRALDO
- www.oscardominguezgiraldo.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.