Firmes contra la deforestación

Firmes contra la deforestación

El futuro del planeta pasa por darle a la lucha contra la deforestación la importancia que merece.

11 de julio 2019 , 07:36 p.m.

El miércoles pasado, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) reveló que en 2018, la deforestación se redujo en un 10 por ciento con respecto al año anterior.

Desde el Gobierno de Noruega reconocemos los enormes esfuerzos de Colombia para revertir la dramática tendencia de aumento de la tasa de deforestación de los últimos años. Los alentamos a continuar en esa senda y no bajar los brazos.

Particularmente nos complace ver que en regiones como la Amazonia y departamentos tan críticos como el Caquetá, donde la cooperación noruega tiene una gran incidencia, las cifras muestran una tendencia a la baja.

Esta noticia nos alegra muchísimo, pero aún queda mucho por hacer. En tan solo un año, en Colombia se deforestaron más de 197.000 hectáreas, casi el doble del tamaño de la ciudad de Madrid. Así que, no obstante la reducción de la deforestación registrada en 2018, la situación sigue siendo crítica para el país. La pérdida de bosques no solo se traduce en mayores gases de efecto invernadero y una menor biodiversidad, sino que, además, representa un serio problema para las comunidades locales que dependen de los ecosistemas forestales para su bienestar y sustento.

Nos complace ver que en regiones como la Amazonia y departamentos tan críticos como el Caquetá, donde la cooperación noruega tiene una gran incidencia, las cifras muestran una tendencia a la baja

Esta es una de las razones por las cuales decidimos que la ‘cooperación de clima y bosque’ noruega debe incorporar un enfoque territorial, porque cuando hablamos de bosques estamos hablando también de sus guardianes naturales: los pueblos indígenas y las comunidades locales. Invertir en el fortalecimiento de su gobernanza es creer en ellos como agentes de cambio.

En la protección de los bosques está la clave para mitigar los efectos del cambio climático y lograr que la temperatura promedio del planeta no aumente a niveles críticos.

Al ser global, este reto exige la puesta en marcha de acciones coordinadas e innovadoras entre los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil que no repitan las mismas fórmulas gastadas y promuevan la acción integral del Estado y la participación ciudadana.

Conscientes de esto, de la mano de la Iniciativa Internacional sobre Clima y Bosques de Noruega (Nicfi, por sus siglas en inglés), en 2008 tomamos la determinación de trabajar por la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero causados por la deforestación en 70 países en desarrollo, entre ellos Colombia.

En total hemos comprometido recursos por 350 millones de dólares anuales para promover un modelo de crecimiento social y ambientalmente sostenible en todo el mundo. Asimismo, hemos venido respaldando el intercambio de experiencias y la formación de pactos sólidos, como lo fueron el Encuentro Internacional sobre Clima y Bosques de la Governors’ Climate and Forest Task Force, en Caquetá, y la cumbre anual de la Tropical Forest Alliance, en Bogotá, dos eventos de impacto mundial realizados entre abril y mayo de este año.

El futuro del planeta pasa por darle a la lucha contra la deforestación la importancia que merece: en los bosques tropicales reside un tercio de la solución del cambio climático en los próximos 15 años.

En ese sentido, el compromiso del Gobierno noruego con Colombia seguirá firme, y lo extendimos hasta 2025 por un monto de hasta 250 millones de dólares, cuyo desembolso está condicionado a resultados cuantificables en términos de reducción de la deforestación.

Han sido muchas las organizaciones sociales, las entidades del Estado y los agentes de cooperación internacional con los que hemos tenido el gusto de trabajar, y estamos convencidos de que vamos por el camino correcto; sin embargo, la tarea es inmensa y no podemos perder el impulso.

La conservación de los bosques es una prioridad que requiere decisiones y acciones contundentes: se lo debemos a esta tierra maravillosa de sueños y de encantos, llena de tesoros naturales únicos.

* Ministro de Clima y Ambiente de Noruega

Sal de la rutina

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.