Secciones
Síguenos en:
Conejazos del ‘impuesto global’

Conejazos del ‘impuesto global’

Al parecer, este ‘impuesto global’ poco nos beneficiará, lo que muestra la inequidad del mismo.

16 de octubre 2021 , 09:56 p. m.

Llama la atención el alborozo con que ha sido recibida entre nosotros la noticia acerca del acuerdo básico al que se acaba de llegar a iniciativa de la Ocde, por parte de 136 países, para imponer un impuesto mínimo global a las empresas multinacionales, que permitiría recaudar alrededor de 150.000 millones de dólares por año. La pomposa noticia luce muy conveniente para las finanzas públicas del mundo. Sin embargo, los países en desarrollo, como Colombia, deben revisarla con cuidado, antes de que sea ratificada en el G-20, a finales de este mes.

Por virtud del uso de los paraísos fiscales y de las fisuras de los regímenes nacionales de impuestos corporativos, hasta la fecha ha sido común que las principales empresas multinacionales puedan eludir el pago de impuestos por sus ganancias a nivel global, redireccionando sus beneficios hacia jurisdicciones de baja o nula fiscalidad. Por ejemplo, en Irlanda, sede fiscal de Google y Facebook, el impuesto corporativo es apenas del 12,5 %.

Lo primero que hay que dejar sentado es que este acuerdo es producto de las grietas fiscales que ha dejado la pandemia y no es el resultado de una sincera política internacional para hacer efectiva una tributación justa a cargo de las empresas más grandes del planeta, en favor de todas las naciones. Por ello, la iniciativa acordada hasta el momento no es del todo color de rosa.

Para empezar, la propuesta se restringe a las cien más grandes multinacionales, con ingresos superiores a 750 millones de euros anuales, a pesar de que la Unión Europea propuso que se extendiera a 8.000 empresas globales, con ingresos de más de 750 millones de dólares.

Adicionalmente, luce muy baja la tasa de tributación convenida: el 15 % de los beneficios de cada multinacional, porcentaje que contrasta con la tasa del 28 %, a la que llegará Estados Unidos este año, y con la tasa media actual que rige en la Unión Europea del 23 %, la misma que alcanzará el Reino Unido en el 2023. Ni qué decir de Colombia, donde las sociedades deben pagar a partir del año entrante el 35 % de sus utilidades como impuesto de renta.

La Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Internacional de las Corporaciones (ICRICT, en inglés), que preside José Antonio Ocampo, propuso en su momento una tasa mínima corporativa del 25 %, con miras a mejorar el financiamiento del desarrollo. Así, queda en evidencia que la denominada ‘tasa global’ se parece mucho más a las tasas de tributación blandas de los paraísos fiscales, con lo cual –paradójicamente– el acuerdo de la Ocde puede terminar validando el modelo de tributación del que se benefician en la actualidad las grandes empresas del mundo.

Esta objeción se hace mucho más notable frente a la condición impuesta por los americanos para aprobar el impuesto global, consistente en que se derogue la denominada “tasa Google”, aplicable por servicios digitales a los gigantes estadounidenses, hoy aprobada en países como España, Italia, Francia y el Reino Unido.

Al parecer, el denominado ‘impuesto global’ poco nos beneficiará, lo que muestra la inequidad del mismo. Los primeros análisis dicen que la recaudación adicional favorecerá principalmente a los países poderosos, porque entre las naciones donde las multinacionales venden sus bienes y servicios solo se distribuirá un porcentaje menor (entre un 20 y 30 %). Además, esta regla solamente obliga a las empresas con un volumen de negocios superior a los 20.000 millones de euros y con una rentabilidad de al menos el 10 %, lo que, por demás, favorece a compañías de baja rentabilidad, como Amazon, que quedan exentas de este tipo de distribuciones. De ser así, esta propuesta podría significar para Colombia solo ruido.

Taponazo: Se acaban el Doing Business por corrupción del Banco Mundial y la tasa ‘libor’ por corrupción del sistema bancario inglés… ¿Qué dice Transparencia Internacional?

NÉSTOR HUMBERTO MARTÍNEZ NEIRA

(Lea todas las columnas de Néstor Humberto Martínez en EL TIEMPO aquí).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.