De las epidemias y derechos humanos

De las epidemias y derechos humanos

En Colombia, las decisiones gubernamentales respetan con rigurosidad los derechos fundamentales.

17 de mayo 2020 , 01:13 a.m.

Todos los días surgen nuevas preguntas. ¿Hasta dónde llegaremos? ¿Se ha justificado la limitación de derechos como libertad de movimiento, reunión, seguridad social, alimentación, educación, justicia o el derecho a jugar? Porque la gravedad de los impactos negativos es inimaginable en la generación de ingresos, la productividad del país, hasta el punto de un desempleo con proyecciones del 15 al 20 %, que constituye la cifra más alta desde 2002 y que afecta muy duro particularmente a las mujeres; quiebras de empresas de todos los tamaños, déficit fiscal por encima del 6 % calculado por la presión de mayor gasto público y disminución de ingresos, que generará una recesión económica nunca antes vista.

Semejante panorama ha obligado al presidente Iván Duque a dictar la segunda ‘Emergencia económica, social y ecológica’, figura excepcional que facilita la expedición de normas con fuerza de ley, que son necesarias para aliviar en algo las dificultades que se presentan en casi todos los hogares del país y que afectan con mayor fuerza a los sectores más vulnerables de la población.

De allí se definen soluciones para focalizar y transferir recursos monetarios destinados a satisfacer necesidades básicas de la gente, así como otras encaminadas a garantizar el ejercicio de los derechos y a adoptar medidas adicionales para conjurar la crisis y atajar sus efectos económicos y de bienestar social.

Muchos temen que se debilite el sistema institucional de pesos y contrapesos. Pero la historia democrática de nuestra nación y el talante del gobierno que lidera con efectividad y transparencia una crisis global sin antecedentes, con importantes logros en salud (tasa de letalidad más baja que el promedio mundial, número de casos por debajo de países similares en la región, incremento de capacidad hospitalaria, incluidas camas de UCI y ventiladores); en equidad, con ayudas económicas, tanto a sectores más vulnerables de la población como a empresas, en aras de mantener el empleo y la estabilidad económica, son garantía para que los otros poderes públicos, es decir, el Congreso, la Corte Constitucional, el Consejo de Estado y la opinión nacional e internacional, puedan examinar las decisiones gubernamentales, para verificar que están enmarcadas en el orden constitucional y respetan con rigurosidad el núcleo esencial de los derechos fundamentales, tales como el derecho a la vida, a la igualdad, a la no discriminación, a la libertad de pensamiento y de expresión y el derecho a la democracia, entre otros.

En Colombia, algunos derechos se han restringido, que no violado, como consecuencia del aislamiento social; distinto de gobiernos que permiten detenciones ilegales y hasta han dado orden de disparar contra quienes violen la cuarentena; o de aquellos en que priman las medidas de austeridad sobre la obligación de proteger el derecho a la salud y a la vida; o el caso de la crisis humanitaria en Venezuela, agravada con la pandemia, y en el que, como en Nicaragua, las cifras oficiales no dan credibilidad frente a los efectos reales del covid-19.

Esta diferencia entre la limitación y la violación de los derechos humanos nos hace recordar la triste historia de cientos de familias, a quienes por la epidemia de lepra se les violaron todos los derechos humanos. Fue una época de prácticas de aislamiento y confinamiento que duró más de 85 años, en lo que se puede definir como campos de concentración (Caño del Oro, Agua de Dios y Contratación).

Y lo digo con conocimiento de causa, por haber oído a mis abuelos su doloroso relato de lo vivido como pacientes de lepra y porque ahora, desde la Consejería de Derechos Humanos, hacemos seguimiento al cumplimiento estricto de los lineamientos de la Oficina de DD. HH. de Naciones Unidas y del Sistema Interamericano de protección de los DD. HH.

NANCY PATRICIA GUTIÉRREZ
Consejera presidencial para Derechos Humanos y Asuntos Internacionales

Empodera tu conocimiento

Más de Nancy Patricia Gutiérrez

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.