Lo importante y lo urgente

Lo importante y lo urgente

Para la misión de sabios, el peligro sería que se enredara en discusiones apremiantes pero menores.

14 de febrero 2019 , 07:35 p.m.

Acaban de hacer el lanzamiento de la ‘misión de sabios’ para ciencia, tecnología e innovación. Yo llamé la atención sobre el hecho de que los sabios fueron una especie que se extinguió hace unos 2.000 años. Pero el nombre está en un decreto, y así se quedó. En la inauguración me pidieron pronunciar unas palabras; las comencé diciendo que llevamos tiempo postergando lo importante por lo urgente, hasta que llegó el momento en que lo importante se volvió muy urgente.

Con eso resumí lo que ha sido nuestra realidad y el momento apremiante en el que estamos. Siempre hemos tenido cosas urgentes y hemos estado mal de recursos. No creo que en el futuro cercano eso cambie, y si continuamos con la vieja estrategia aseguraremos que nunca va a cambiar. La segunda parte de la afirmación también es verdadera. Vivimos en una economía del conocimiento, y solo integrándonos a ella podremos crecer y asegurar bienestar a nuestra gente.

La ‘misión de sabios’ de 1993 dijo lo mismo e hizo propuestas que nos habrían permitido avanzar en la dirección deseada. Infortunadamente, la mayoría quedaron en el papel. Hay muchas explicaciones; una de ellas, que siempre hubo urgencias que no permitían liberar recursos ni esfuerzos; se hubieran necesitado la decisión política y la claridad que no tuvimos.

¿Será que esta vez es la vencida? Hoy se abre una ventana de oportunidad determinada por varios hechos. El primero, que la misión se convoca al principio de un gobierno. El segundo, la reciente aprobación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, que debe estar funcionando en menos de un año. El tercero, el Plan Nacional de Desarrollo, que debe ser aprobado por el Congreso en un par de meses. Sus lineamientos plantean un “Pacto por la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, un sistema para construir el conocimiento de la Colombia del futuro”, que en cincuenta páginas analiza nuestra situación y propone algunas soluciones. Hay otros pactos sectoriales y regionales que también requieren de la ciencia. Todos ellos están enmarcados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con los que nos comprometimos nosotros y 190 países más.

Hay en todo esto aspectos para comentar y mejorar, pero debemos reconocer que las tres circunstancias son favorables. A fin de evitar un nuevo fracaso, conviene tratar de imaginar qué podría salir mal para no caer en la trampa.

En el caso del ministerio, tendremos que tratar de que su estructuración no sea una formalidad, el mero dibujo de un organigrama. Es necesario que se llegue a la construcción de todo un sistema, con un alto consejo que sea un órgano que defina la visión nacional a largo término, con un ministerio bien financiado que proponga políticas para promover la actividad científica y pueda incorporar instituciones, sectores sociales y regiones, en un esfuerzo coherente. Por último, será importante contar con un organismo ejecutor que organice convocatorias, maneje fondos, apruebe proyectos y evalúe logros e impactos.

En el caso del Plan Nacional de Desarrollo podría suceder que se vea presionado, una vez más, por las urgencias y renuncie a su visión. No sé si hay muchos países que estén obligados constitucionalmente, como nosotros, a cambiar de plan cada cuatro años. Eso induce a los gobernantes a preferir lo que se puede mostrar en corto tiempo.

Para la misión, el peligro sería que se enredara en discusiones apremiantes pero menores. Debe presentarle al país una visión futurista y propuestas ambiciosas. Ojalá sea capaz de ganarse la confianza de la gente y pueda convencer a los gobernantes para que sus iniciativas tengan apoyo y así, la ciencia, la tecnología y la innovación se incorporen, por fin, a nuestra cultura.

@mwassermannl

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.