Heidegger tiene la culpa

Heidegger tiene la culpa

El método perfecto para no equivocarse es ser tan oscuro que no se entiende sino que se interpreta.

12 de septiembre 2019 , 07:01 p.m.

En una de sus columnas, Margarita Rosa de Francisco anuncia su intención de estudiar filosofía en la Unad. Magnífica decisión; no porque lo necesite, sino porque me parece delicioso estudiar. Plantea su esperanza de que los maestros le ayuden a comprender a varios filósofos, encabezados por Heidegger.

Estamos en el mismo grupo, Margarita Rosa. Cuando leí eso recordé al gran físico Richard Feynman, quien escribió uno de los mejores textos para la enseñanza de la física. Se quejaba de que uno de los capítulos le salió poco claro: “Debe ser que no lo entiendo bien”. Como buen maestro, reconocía que si no lo entendían los estudiantes, el culpable sería él.

Hace un tiempo, en un congreso, me pusieron a coordinar un foro de filósofos (por ausencia del titular). Uno de ellos citó a Heidegger diciendo algo que recuerdo como: “No por estar más cerca es más corta la distancia”. Cuando se terminó el foro hice una pequeña encuesta privada con varios amigos asistentes, sobre el significado de la cita. No hubo dos interpretaciones iguales, pero todas eran muy ingeniosas. Mi conclusión fue que nadie explicaba lo que había dicho Heidegger, sino que cada uno inventaba lo que le parecía que debía haber dicho. El método perfecto para no equivocarse es ser tan oscuro que no se entiende sino que se interpreta.

No era la primera vez que me pasaba. Luego descubrí que estaba bien acompañado. Los filósofos más serios del siglo XX (en mi opinión) lo tenían en muy poca estima. Bertrand Russell ni siquiera lo menciona en su Historia de la filosofía occidental, y en alguna ocasión, cuando le preguntaron respondió que su terminología muy excéntrica era oscura “Uno no puede dejar de sospechar que se trata de un alboroto”. Karl Popper lo llama directamente estafador; afirma que “sus escritos son una verborrea vacía reunida en declaraciones que están absolutamente vacías”. Hace un llamado a los filósofos serios a abstenerse de citarlo. Hay muchísimos que lo citan y lo estudian. Yo, habiendo leído poco, quedo con la misma impresión del foro: la mayoría no lo explica, sino que lo inventa.

Hay otro aspecto de su personalidad que me parece bastante significativo. En 1927 dedicó su libro Sein und Zeit a su “amado maestro” Edmund Husserl, quien era una figura dominante en la filosofía alemana del momento. Pero Husserl era judío, y cuando en 1933 los nazis nombraron a Heidegger rector de la Universidad de Friburgo, lo expulsó y hasta le negó el derecho de consultar la biblioteca. Sobra decir que las siguientes ediciones de su libro omitieron la dedicatoria original. Dicen que no era antisemita porque fue amante de la filósofa Hannah Arendt. Pero es bastante absurdo pretender que por ser amante de una discípula judía, joven, hermosa e inteligentísima, no era antisemita. Fue nazi convencido, apoyó las acciones de su partido antes y después de la guerra.

Hay quienes dicen que su filosofía y su adhesión al nazismo son dos cosas totalmente independientes. Me parece difícil de sustentar. Yo puedo imaginar a un artista, a un poeta, hasta a un científico, que sean muy buenos en su campo y terriblemente equivocados en sus análisis políticos. Pero un filósofo se supone que nos enseña a pensar. No puedo imaginar que alguien que falle tan radicalmente en su análisis de la realidad humana pueda ser un guía de pensamiento adecuado.

En muchas ocasiones se ha llamado a Heidegger el ‘emperador-filósofo desnudo’. Pero en el reino académico la ingenuidad de un niño no es aceptable, se ve más profundo discutir sobre la transparencia metafísica de los hilos dorados. Tal vez todo esto no sea muy convincente, Margarita Rosa, pero quisiera dejarle el mensaje de que si usted no lo entiende, la culpa es de Heidegger.

@mwassermannl

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.