Dawkins: religión y ciencia

Dawkins: religión y ciencia

En la humanidad ha habido miles de dioses, y la gente ha creído en todos ellos con la misma emoción.

15 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

El estadio de la Universidad Javeriana estaba a reventar. Parecía preparado para un combate deportivo de alto nivel, y en cierta forma eso fue; los contendores, ambos pesos pesados con excelente preparación. En una esquina, Gerardo Remolina, jesuita, teólogo y filósofo; en la otra, Richard Dawkins, científico evolucionista y activista ateo. La pelea era sobre si Dios es una ilusión. La pregunta planteada dejaba una ambigüedad por el sentido de la palabra ‘ilusión’; en verdad se discutía sobre su existencia. Todo el mundo tenía claro que no habría ganador, porque el debate se daba desde posiciones que no se cruzan.

En efecto, quien cree lo hace como un acto emocional, profundo y personal. Si inscribe esa creencia en una religión (lo que sucede con la inmensa mayoría de las personas), acepta una verdad revelada y una doctrina oficial, y necesariamente debe considerar falsas las verdades reveladas de los otros, que no coincidan con las propias. Quien, como Dawkins, exige pruebas de la existencia de Dios espera hechos que pueda confrontar con el mismo rigor con el que confronta sus hipótesis científicas. Si bien es cierto que hay científicos que son creyentes (cada vez menos), es claro que para mantener esa posición deben renunciar a usar, en un ámbito de su vida, los instrumentos lógicos y cognitivos que usan en el otro.

Fueron tres horas de duras preguntas. Una muy interesante y demostrativa la hizo el padre Remolina, recordando que en alguna ocasión le preguntaron a Bertrand Russell –matemático, filósofo, nobel de literatura y ateo– qué diría si al morir se encontrara ante Dios, quien lo juzga por su incredulidad. Russell respondería: “Señor, no me diste suficientes evidencias”. A la misma pregunta, Dawkins dijo que le respondería con otra pregunta: ¿cuál Dios eres tú? ¿Baal, Brahma, Yahvé, Alá...? Con esa respuesta estaba llamando la atención a su argumento de que en la historia de la humanidad ha habido miles de dioses, y la gente ha creído en todos ellos con la misma emoción profunda, y ha aceptado sus revelaciones como verdaderas, rechazando las de los otros. Rechazo que en los casos más tolerantes se reflejó en indiferencia, pero en la mayoría en guerras y persecuciones, para imponer la verdad verdadera.

La afirmación de que el universo y la naturaleza son pruebas de la existencia de Dios es débil. El universo y la naturaleza, en rigor, solo prueban que ellos mismos existen.

La afirmación de que el universo y la naturaleza son pruebas de la existencia de Dios es débil. El universo y la naturaleza, en rigor, solo prueban que ellos mismos existen. Algunos sentimos que en el debate faltaba un tercer contendor: las doctrinas oficiales de la Iglesia. El padre Remolina reconoce que el universo tiene 14.000 millones de años, que la evolución es un hecho y que nunca existieron Adán y Eva. Pero hay dificultad para conciliar eso con la doctrina del “pecado original” y la necesidad de su expiación.

El parque Explora de Medellín me invitó gentilmente a dirigir un conversatorio con Dawkins al día siguiente. Decidí enfocarlo en asuntos relacionados con la ciencia y su difusión. Dijo algunas cosas particularmente interesantes para nosotros. La primera fue su posición de que es equivocado tratar siempre de justificar el esfuerzo científico con una aplicación inmediata. Llama a esa política la de la “sartén no adherente”. Con eso se burla de quienes justificaron el costo de la exploración espacial con el hecho de que en ese esfuerzo se desarrollaron cosas como los compuestos antiadherentes, que nos han dado buenas sartenes. El mensaje es que si se financia solo aquello en lo que vemos resultados inmediatos (debido a inevitable miopía), estaremos sacrificando todo lo que hoy no podemos imaginar.

Le pedí un último consejo para el país, y fue breve y tajante: “Educación, educación, educación, pensamiento crítico, pensamiento estadístico”.

MOISÉS WASSERMAN

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.