Twitter vs. Trump

Unos rechazan el cierre de sus redes y otros lo celebran. Hay argumentos que merecen ser analizados.

21 de enero 2021 , 09:25 p. m.

La cancelación de las cuentas del expresidente Trump en varias redes sociales ha generado una discusión amplia. Algunas personas rechazan la decisión como una censura injustificable y un ataque a la libre expresión; otros dicen no entender por qué Twitter se demoró tanto en hacerlo.

En las dos posiciones hay argumentos que merecen ser analizados.La defensa de un derecho humano fundamental es un asunto relativamente fácil de resolver. Si se alimentara un computador con las características del derecho y las circunstancias de su supuesta vulneración, sería capaz de decidir automáticamente sin problema. Pero eso no se podría hacer (por lo menos no todavía) cuando hay dos o más derechos en conflicto. En ese caso es inevitable la valoración, con inteligencia humana, de la gravedad y las implicaciones morales de cada una de las vulneraciones. Es decir, la decisión debe hacerse caso por caso, no como una disposición de carácter general.

Hace poco, en una columna recordaba un lema universitario de Mayo de 1968. En relación con el problema de hoy, se me viene a la memoria otro muy sonado: ‘Prohibido prohibir’. El lema arrancaba en nosotros aplausos furiosos, ¿pero es correcto? ¿Puedo, por ejemplo, prohibir que se prohíba la discriminación? En otras palabras, lo planteaba Karl Popper en su libro La sociedad abierta y sus enemigos cuando hablaba de la paradoja de la intolerancia. Señalaba que quien es tolerante con la intolerancia resulta promoviendo lo opuesto a lo que defiende. Otro filósofo liberal, John Rawls, en su Teoría de la justicia afirmaba que las sectas intolerantes deben gozar de plena libertad, que solo podrá ser restringida cuando los tolerantes lleguen a la convicción sincera de que se están poniendo en peligro la libertad y las instituciones que la garantizan.

Un argumento de quienes se oponen a la decisión de las redes es que se genera un antecedente que algún día podría silenciar voces progresistas y garantistas. Ese argumento es la falacia lógica que algunos llaman de ‘la nariz del camello’, por un viejo dicho beduino de que si uno deja que el camello meta su nariz a la carpa pronto estará todo el camello adentro. Puede pasar, pero no necesariamente si se actúa con razón y justicia.

Hay quienes argumentan que las redes son empresas privadas que pueden actuar de acuerdo con las normas que han establecido para su acción. Los contrarios afirman que son un caso especial porque, aun siendo privadas, su objeto social trasciende la simple transacción comercial e incide en la libertad individual. Las dos posiciones tienen algo de razón, pero si se aceptara la última habría que concluir que el Estado debe generar normas reguladoras para la expresión. Me temo que eso es más peligroso para la libertad individual, porque el Estado puede ser cooptado por un grupo autoritario que ve la oposición como peligro y, además, porque un decreto o ley debe ser universal y no se podría dar el análisis individual que en estos casos es indispensable.

El senador Josh Hawley (quien apoyó a Trump objetando los resultados de la elección) se quejaba hace poco de que la editorial Simon & Schuster violó su derecho a la libre expresión al negarse a publicar un libro suyo. Esto muestra los límites del argumento que les exigiría a las empresas privadas publicar todo lo que reciban porque la ‘primera enmienda’ (en el caso de Estados Unidos) garantiza que cada uno es libre de expresarse. Es cierta su libertad, pero eso no obliga a la editorial a publicar todo lo que se le presente.

Hay una sentencia famosa de un juez de la Corte Suprema de Estados Unidos que en un caso sobre libertad de expresión afirmó que uno tiene la libertad de gritar ¡fuego!, pero no puede hacerlo en un teatro lleno de gente.

Moisés Wasserman@mwassermannl

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.