¿Volvió la guerra?

¿Volvió la guerra?

Tanto izquierda como derecha mienten al decir que la violencia regresó al nivel de los peores años.

22 de noviembre 2020 , 12:43 a. m.

Hay afirmaciones que se instalan en el debate público sin estar demostradas y solo porque algunos dirigentes las repiten tanto que, a la larga, el público las asume como verdades. Una de las más frecuentes asegura que la guerra y la violencia volvieron y que, en ese campo, el país retrocedió todo lo que había mejorado. La fuerza de esa posverdad –para usar el término en boga– radica en que la comparten los dos extremos de la política, izquierda y derecha.

La derecha uribista, que considera al presidente Iván Duque un blandengue que no ha sido capaz de hacer trizas el acuerdo de La Habana, asegura que las Farc siguen matando a diario por medio de sus disidencias. En el otro extremo, la izquierda toda y los más radicales defensores de los acuerdos habaneros sostienen que Duque no los ha cumplido y que por eso la guerra está de vuelta.

Unos y otros lo repiten como loros, pero ni unos ni otros lo demuestran con cifras. ¿Qué dicen los indicadores? Datos del sistema estadístico de la Policía Nacional evidencian que, entre el 1.º de enero y el 13 de noviembre de este año, hubo 10.198 homicidios. El año pasado, en igual período, los homicidios habían sumado 10.813. En conclusión: en esos 318 días de 2020 se produjeron 615 homicidios menos que en los mismos días de 2019, una baja de 5,7 %.

No es una gran caída, pero es un descenso. Y algo más: son cifras muy inferiores a las de los años de la guerra. En 2002, cuando las Farc y los paramilitares actuaban con intensidad, hubo más de 29.000 homicidios, a una tasa de 67 por cada 100.000 habitantes. Para 2008, con buena parte de los paramilitares desmovilizados pero las Farc aún muy activas, la cifra cayó a 16.140 homicidios, 32 por cada 100.000 habitantes para la población de entonces. En 2018, cuando el grueso de las Farc se había desmovilizado, los homicidios cayeron a 12.458.

Al ritmo actual (32 homicidios al día), el año acabará en unos 11.800, por debajo tanto de los de 2018 como de los de 2019 y cerca de 24 homicidios por cada 100.000 habitantes. Sigue siendo una cifra alta y lamentable, que sería mucho más baja si el gobierno de Juan Manuel Santos no hubiese cometido el gravísimo error de acabar la fumigación aérea de cultivos de coca, sin tener un plan B a la mano. Gracias a eso, dichos cultivos –y la violencia que activan– se dispararon. Más de la mitad de los asesinatos de líderes sociales está asociada con bandas que manejan cocaína, como las disidencias de las Farc. Igual sucede con las masacres, concentradas en su gran mayoría en cinco departamentos donde hay mucha coca: Antioquia, Cauca, Nariño, Norte de Santander y Arauca.

Caen bastante otros índices de violencia este año frente al pasado: 33 % menos en lesiones personales, 34 % menos en hurto a personas, 32 % menos en hurto en residencias y 17 % menos en robo de automotores. En Bogotá, donde algunos opinadores sostienen –sin demostrarlo– que la violencia anda desbordada, a 13 de noviembre el homicidio había caído ligeramente (más de 1 %), lesiones personales descendieron 29 % y los hurtos a personas, en residencias y comercios, 36 %.

En los meses iniciales de pandemia y cuarentena, con las ciudades cerradas, tenía sentido que la inseguridad bajara. Acabada la cuarentena, casi tres meses atrás y con el alza aguda del desempleo y el impacto social de la crisis, lo que tiene sentido es que las cifras se disparen. Sin embargo, hasta el 13 de noviembre, el año no muestra deterioro sino mejora. En el balance general, ni la desmovilización paramilitar ni los acuerdos con las Farc trajeron la paz, aunque sí redujeron –y mucho– la violencia. En 2020, esa reducción ha seguido: tanto izquierda como derecha mienten cuando afirman que la violencia regresó al nivel de los peores años y que la guerra continúa.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.