Volver a crecer

Volver a crecer

Hay que hacer más: si el país no crece por encima del 4 %, no bajan ni el desempleo ni la pobreza.

16 de marzo 2019 , 11:53 p.m.

Algunos analistas y medios se congratularon con el anuncio del Fondo Monetario Internacional que mejoró unas décimas la proyección de crecimiento de la economía colombiana para 2019, y lo elevó del 3,3 % que había pronosticado hace unos meses a 3,5 %. No es mala noticia, pero tampoco da para jolgorio. Colombia necesita varios años seguidos de crecimientos por encima del 4 %, o de lo contrario no terminará de despegar.

En la primera década del siglo, cuando se juntó el regreso de la confianza inversionista por los golpes dados a las Farc con el ‘boom’ de los precios de las exportaciones, Colombia creció muy bien (entre 3,9 y 6,9 %). Después de 2009, cuando frenó por la crisis financiera mundial, volvió por la buena senda hasta que desaceleró de 2015 en adelante. El resultado de una docena de años virtuosos fue el descenso del desempleo: de 20 % a inicios de siglo a menos de 10 % a mediados de esta década.

Pero desde 2017, el desempleo dejó de caer –las reformas tributarias de Juan Manuel Santos fueron ‘mataempleos’, como lo advertí en esta columna– y comenzó a subir unas décimas. La cuestión se ha complicado por cerca de un millón de inmigrantes de Venezuela, la inmensa mayoría en busca de trabajo y protección social. En enero pasado, esas décimas de rebrote se volvieron un entero: el desempleo pasó de 11,8 % en el primer mes de 2018 a 12,8 % un año más tarde. Enero suele ser un mes flojo en contratación laboral, pero, aun así, la cifra de arranque de año es una sonora alarma.

Algo similar ha ocurrido con la pobreza. Gracias a los buenos años de la primera década del siglo, hubo un logro asombroso: bajó el porcentaje de colombianos en la pobreza de 60 a 26,9 %. Pero, al igual que el desempleo, ese indicador dejó de caer y amenaza con rebrotar. Y 26,9 % –última cifra consolidada, que corresponde a 2017– es aún un enorme ejército de pobres.

Un crecimiento de 3,5 % para 2019 es bastante mejor que el muy lánguido que nos dejó Santos de 2,7 % el año pasado. Pero –insisto– no basta para bajar el desempleo. Como lo explicó hace décadas el experto Hollis Chenery, que vino a Colombia en 1984 para estudiar el tema, si el país no crece por encima del 4 %, la tasa de desocupación no disminuiría.

El presidente Iván Duque tiene en sus manos las herramientas para darle un empujón a la cifra de 2019 y activar la economía, de modo que vuelva a crecer al nivel que Colombia necesita para superar el atraso. Sus programas de economía naranja son interesantes, pues los expertos dicen que una masa significativa de emprendedores que exploten algún talento (desde las artes hasta la electrónica) sirven mucho para impulsar el crecimiento y el empleo. Hay buenos indicadores de consumo, y la industria muestra mejoría, según los últimos datos. Además, el precio del petróleo anda bien y puede ayudar a las finanzas públicas.

Pero urge hacer más. El minvivienda, Jonathan Malagón, tiene clara la película, pero el minhacienda, Alberto Carrasquilla, debe darle una mano para que los programas de vivienda social queden exentos del recorte presupuestal y hasta reciban más: es un sector agradecido que mejora la vida de muchos y activa el empleo. La mintransporte, Ángela Orozco, parece haberse sacudido del cúmulo de enredos que heredó por algunas contrataciones escandalosas del gobierno anterior. Ojalá. Es otro sector activador de la economía.

* * *

Sorpresa. Por una carta que manda la secretaria ejecutiva de la JEP, María Bahamón, me entero de que los contribuyentes colombianos pagamos los abogados defensores que andan dedicados a evitar la extradición de ‘Jesús Santrich’, porque, al parecer, este señor y otros excomandantes de las Farc no tienen para pagarlos. ¡Ay! con estas ‘pobres viejecitas’ de las Farc, sin nadita que comer.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@yahoo.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.