‘Timochenko’ pone orden

‘Timochenko’ pone orden

El jefe de la Farc no cree en la inocencia de ‘Santrich’ ni piensa ir a la guerra si lo extraditan.

26 de mayo 2019 , 12:26 a.m.

Razón tiene mi colega Thierry Ways cuando en su columna del jueves, en estas páginas, recordó que si en algo parecía que todos –a izquierda, centro y derecha– coincidíamos sobre los acuerdos entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc era que si un excomandante recaía en el delito después de la entrada en vigor de ese pacto perdía los muy generosos beneficios judiciales, económicos y políticos que los acuerdos concedieron a los insurgentes.

En el caso de alias Jesús Santrich, la cuestión era bien sencilla: 11 meses después de la entrada en vigor de los acuerdos fue videograbado mientras negociaba un cargamento de cocaína con enviados del temible cartel de Sinaloa (México), con el que las Farc mantuvieron trato en tiempos de guerra. De modo que, sin mayores dilaciones, ha debido perder todos los beneficios, quedar en manos de la jurisdicción ordinaria y no de la JEP, y ser extraditado a Estados Unidos.

Pero la JEP embolató el proceso con un sartal de tinterilladas, y numerosas voces de los autodenominados pacifistas clamaron al cielo que si ‘Santrich’ era extraditado, el proceso de paz estallaría en mil pedazos. Más papistas que el Papa, se inventaron dudas donde no las había y sometieron al entonces fiscal Néstor H. Martínez a una inclemente operación de acoso y derribo, para castigarlo porque se había atrevido a descubrir los narconegocios del excomandante y a capturarlo.

El senador de ‘la U’ Roy Barreras, que en su carrera ha tenido más volteretas que una arepa asada, salió a defender la decisión de la JEP de atajar la extradición de ‘Santrich’, alegando que el tribunal especial había actuado “para preservar los acuerdos”. Es justamente al contrario: la mejor manera de preservar los acuerdos es aplicarlos, y la aplicación, en el caso del extraditable ‘Santrich’, consiste en que pierda todos sus beneficios y sea extraditado.

En medio de tanto malabarismo para generar oscuridad, nadie hubiese esperado que la claridad viniese del jefe máximo del partido Farc y excomandante de esa guerrilla, Rodrigo Londoño, más conocido como ‘Timochenko’. Su compañero de luchas ‘Iván Márquez’, salpicado por sus relaciones de negocios con ‘Santrich’ a tal punto que el sobrino y protegido de ‘Márquez’, Marlon Marín, es hoy el principal testigo ante la justicia estadounidense en contra del extraditable, salió a decir –a raíz de la recaptura de ‘Santrich’–: las Farc “nunca debimos abandonar las armas”, y exigió la liberación inmediata de Santrich “para salvar el proceso de paz”.

‘Timochenko’ lo puso en su sitio. En carta divulgada esta semana, Londoño le pidió a ‘Márquez’ que haga autocrítica, entre otras cosas por “esa extraña y peligrosa relación con su sobrino Marlon Marín, relación que terminó por enredar a ‘Santrich’ y enlodar nuestro trabajo político”. Más claro no canta un gallo: a ‘Timochenko’ nunca le gustó Marín y, según contó, cuando alguna vez se lo mandaron como emisario, lo mantuvo a distancia por considerarlo “un pícaro”. Al decir que “enredó a Santrich” y que eso enlodó a su partido, deja en el aire que ‘Timochenko’ no cree en la inocencia del extraditable.

“Actitudes y comportamientos como los adoptados por ‘Iván Márquez’ y quienes lo siguen apuntan a pisotear (…) la autoridad moral del partido”, agregó Londoño, antes de dejar sin piso cualquier amenaza de volver a la guerra por cuenta de ‘Santrich’: “Somos un partido para la paz, nunca seremos un partido para la guerra”. ‘Timochenko’ resultó mucho más serio y coherente que la JEP y la bullosa galería de Roy y compañía. Así que dejen de decir que si extraditan a ‘Santrich’ se acaban los acuerdos, que el jefe máximo del partido Farc, el principal encargado de cumplirlos de ese lado, no lo cree así.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Sal de la rutina

Más de Mauricio Vargas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.