¿Salvar a Avianca?

¿Salvar a Avianca?

¿Les va a dar trabajo Claudia López a las decenas de miles de trabajadores que lo perderían?

06 de septiembre 2020 , 12:52 a. m.

Pocas horas pasaron, este lunes, desde el anuncio del Gobierno de otorgar un crédito a Avianca, por unos 370 millones de dólares, para salvar a la aerolínea de una quiebra segura, cuando la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, salió a decir que dicho préstamo “raya con la corrupción”. En tono vehemente, cruzó el crédito a Avianca con la negativa del Gobierno a otorgar una renta básica para “millones de hogares vulnerables”. Como quien dice, plata para los ricos y no para los pobres.

El argumento es efectista, pero para nada válido. Primero, porque lo de Avianca es un préstamo a 18 meses, no un regalo. Y, segundo, porque durante la pandemia los hogares vulnerables sí han recibido apoyos directos y significativos: $ 2,4 billones del programa Ingreso Solidario a 3 millones de hogares, $ 1,5 billones para la tercera edad de 1,7 millones de hogares, y $ 540.000 millones a jóvenes de 300.000 familias. Eso sin contar los $ 2 billones de ingresos ordinarios y extraordinarios a 2,6 millones de Familias en Acción. Además, ha habido créditos blandos del Fondo de Garantías por $ 7 billones para 230.000 pequeñas y medianas empresas.

El préstamo del Gobierno es apenas una sexta parte del paquete financiero que, según Avianca, asumirán sus dueños, casi todo con la banca privada. La ayuda gubernamental es urgente para que la compañía sobreviva, en el corto plazo, al agujero negro que le deja la pandemia de covid-19. Si sus aviones dejan de volar, perderían su trabajo 17.000 empleados directos de la aerolínea en el país y cerca de 200.000 trabajadores de empresas que prestan servicios a la aerolínea. Puede que los dueños de Avianca sean extranjeros, pero no esos miles de trabajadores.

A eso hay que agregar más de un millón de puestos de trabajo del sector turismo, que correrían grave peligro porque, sin Avianca, sus actividades se resentirían aún más de lo que ya están. Según un estudio de Oxford Economics, Avianca aporta 0,65 % del PIB, genera impuestos directos por más de $ 4,5 billones. ¿Con qué va a reemplazar el país esa plata? Si Avianca desaparece, otras aerolíneas entrarían a operar sus rutas, pero conocedores aseguran que para ello harían falta unos 4 años. ¿Quién va a darle trabajo, entre tanto, a ese ejército de desempleados? ¿Acaso la alcaldesa López?

Desde que Hugo Chávez apareció en el escenario, recobró fuerza la vieja diatriba populista que culpa a los ricos de todos los males. Claro que, a veces, los ricos abusan y cometen fechorías. Pero esos abusos y fechorías debe combatirlos la justicia, como en algunos casos ha hecho y como debe hacerlo mucho más.

Venezuela es ejemplo de lo que pasa cuando un régimen borra del mapa al sector privado: no obstante los cientos de miles de millones de dólares de la bonanza petrolera, el chavismo acabó con millones de empleos y la pobreza multidimensional pasó del 25 % en 2010 a más del 64 % el año pasado. En esos mismos años, en Colombia dicho indicador mejoró de modo sustancial, al bajar de 30 a 17,5 %.

No sé si la modalidad correcta con Avianca sea ese tipo de crédito, pero algo hay que hacer. Y no solo con Avianca, sino con otras aerolíneas, con los aeropuertos que han perdido decenas de miles de millones de pesos, y con el sector turístico en general. Estados Unidos destinó préstamos por 25.000 millones de dólares a las cinco grandes compañías aéreas; Francia y los Países Bajos, casi 10.000 millones de euros al consorcio Air France-KLM; Alemania, 9.000 millones de euros a Lufthansa, y el gobierno socialista español –en el que está la izquierda radical de Podemos– alista más de mil millones de euros para Iberia y varios cientos de millones para Air Europa. ¿Será que todo eso “raya en lo criminal” o que, por el contrario, lo criminal sería destruir esos empleos?

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.