Nubarrones

Nubarrones

El eje derechista Trump-Johnson está dañando el libre comercio y la economía de mercado.

03 de agosto 2019 , 11:29 p.m.

Mala noticia que el Banco de la República haya bajado de 3,5 a 3 % su proyección de crecimiento económico para este año. La historia demuestra que el país debe crecer, cuando menos, al 4 % para bajar el desempleo y la pobreza. El 3 % de crecimiento del PIB traduce un mediocre comportamiento de la economía que a todos, a la larga, nos afecta.

¿Qué pasa que no volvimos a los altos crecimientos –6 y 7 %– de algunos años de la década pasada, y que desde el segundo mandato de Juan Manuel Santos hemos estado por debajo de ese 4 % básico? Entre las causas hay que mencionar que los mejores años de este siglo estuvieron asociados a altos precios del petróleo –hoy mucho más bajos–, que ayudaron mucho a las finanzas del Estado y al conjunto de la actividad económica.

Además, tras la derrota militar de las Farc y las ilusiones que despertó al principio la mesa de La Habana, Colombia volvió a ser un país atractivo para la inversión extranjera. Miles de millones de dólares llegaron para generar empleo y riqueza: fueron los años en que la pobreza cayó de casi 60 % de la población a menos de la mitad.

Pero ese ciclo benéfico parece cerrado. Muchos inversionistas que andaban optimistas aterrizaron en la realidad del excesivo papeleo, las licencias por tramitar, las consultas a las comunidades, en fin, un montón de obstáculos para hacer empresa. Y en cuanto a la construcción de la paz, ahora está claro que, no obstante innegables avances, firmar un acuerdo fue mucho más fácil que volver realidad sus más de 300 artículos.

Aparte de lo anterior, aunque muchos reconocen las buenas intenciones del Gobierno, e incluso avances importantes en ordenar la casa en sectores como telecomunicaciones, minas y salud, el presidente Iván Duque no consigue transmitir un discurso convincente y de impacto sobre el rumbo del país.

En estos tiempos, cuando comunicar con claridad y sencillez se ha vuelto crítico –no para subir en las encuestas, sino para generar confianza, entre otras, a los inversionistas–, a varios ministros y al propio Presidente les siguen faltando compromiso y eficacia en eso de echar el cuento. Ojalá el lanzamiento, esta semana, de un plan del Presidente para el crecimiento económico, con compromisos concretos del Gobierno, le brinde a la economía algo de oxígeno.

En cambio, nada hay para hacer, desde Colombia, frente a otra de las causas del lento crecimiento: los nubarrones que oscurecen la economía mundial. Donald Trump parece empeñado, como consecuencia del populismo electoral, a un año largo de las votaciones que pueden darle un segundo mandato, en hacer anuncios amenazantes de nuevas alzas en los aranceles a las exportaciones de China.

Agravar la guerra comercial entre el Tío Sam y el gigante asiático va a generar un terremoto planetario que, para empezar, puede acabar abruptamente con el más largo periodo de crecimiento económico de Estados Unidos en décadas, un crecimiento que comenzó mucho antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca y que él, con sus actitudes de machote irreflexivo, está a punto de echar por tierra.

Si la economía estadounidense pega un frenazo, Colombia –que envía cerca del 30 % de sus exportaciones hacia allá– lo sentiría. Y si el pupilo de Trump en el Reino Unido, el nuevo primer ministro, Boris Johnson, consigue sacar a las malas a su país de la Unión Europea, todo el Viejo Mundo sufriría, y los nubarrones mundiales pasarían de grises a negros.

Esta derecha populista del eje Trump-Johnson parece empeñada en dar al traste con el libre comercio y la economía de mercado. Y aun si Colombia luce mejor que la mayoría de sus vecinos –van mal Brasil, México, Argentina, y ni qué hablar de Venezuela–, los dañinos efectos de las políticas de esa derecha loca que trata hoy de manejar el mundo se sentirán fuerte y feo en nuestra tierra.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.