Los arrogantes

Los arrogantes

Trump, Bolsonaro, Johnson, López Obrador: su arrogancia ha dejado cientos de miles de muertos.

12 de julio 2020 , 01:10 a. m.

“En una pandemia, la arrogancia es mala consejera”: la frase es del cirujano español Manuel Felices, integrante –con otros 21 médicos en Suecia– de un grupo crítico con la estrategia de ese país frente al covid-19. El Gobierno sueco se negó a imponer una cuarentena estricta: suma 550 muertes por cada millón de habitantes, una de las 5 tasas de letalidad por covid más altas del planeta. Un estudio de la Universidad de Berkeley acaba de plantear que si los grandes países hubiesen copiado a Suecia, habría más de 500 millones de contagios. La cuarentena, sostiene la investigación, ha evitado cerca de 30 millones de muertes.

Los mandatarios arrogantes que menospreciaron la pandemia lo han pagado caro, incluso con su pellejo, como el primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente brasilero, Jair Bolsonaro, ambos infectados. Pero, sobre todo, han pagado sus pueblos: 45.000 decesos en Reino Unido y 70.000 en Brasil, dos de las tasas más altas del mundo. Y no se han ahorrado el golpe económico.

El machismo del mexicano Andrés López Obrador y la ignorante osadía de Donald Trump –el uno populista de izquierda y el otro, de derecha– los ha llevado a negar la realidad, violar mínimas recomendaciones y montar mítines a donde van sin mascarilla. México tiene 2,5 veces más muertos por habitante que Colombia; Estados Unidos, 4,3 veces más. La aparición esta semana en Tulsa, Oklahoma, de 500 casos nuevos –cifra alta para una ciudad de 400.000 habitantes– la asocian los médicos con un evento de varios miles de trumpistas, que el propio presidente encabezó dos semanas antes.

Algunos países que hicieron cuarentena, como Perú y Chile, también tienen altas tasas de mortalidad. Pero sus curvas vienen bajando: suman ahora la mitad o menos de los casos nuevos diarios de hace un mes, mientras las curvas al alza de México y EE.UU. baten marcas casi a diario.

También han pagado su arrogancia los países que dieron por superada la pandemia con excesiva premura. En Israel, tras llegar a un pico de más de 700 casos diarios a fines de marzo, los contagios cayeron a mínimos a inicios de mayo. Cuando todo parecía ir de maravilla, junio y julio trajeron una segunda ola: esta semana hubo días de más de 1.300 casos nuevos. Australia, atacada a fin de marzo con casi 500 casos nuevos algunos días, registró muy pocos en mayo y junio. Pero en julio se dispararon a más de 300: los 5 millones de habitantes de Melbourne volvieron a cuarentena el miércoles.

En Colombia preocupa el caso de Medellín, cuyo alcalde, Daniel Quintero, quiso sacar pecho y mirar con suficiencia a sus colegas de otras capitales, porque durante los primeros meses mantuvo bajos los contagios y muy bajas las muertes. Tristemente, eso está cambiando: al arrancar junio tenía pocas decenas de casos nuevos por día; para finales del mes, ya pasaban de 100. Y esta semana superaron la barrera de los 300. Y eso que la ciudad lleva una extraña contabilidad que resta, de entrada, los recuperados. Sus camas UCI alcanzaban el viernes en la mañana un inquietante 75 % de ocupación, cuando quizás falte lo peor.

Como la población de la capital paisa tiene aún una baja tasa de infección, el virus cuenta con mucho espacio para expandirse en julio y agosto. Mientras Cartagena y Barranquilla se han estabilizado, y Cali crece lento, los aumentos fuertes de Medellín y Bogotá (que registraba unos 500 casos diarios a mediados de junio y ahora marca hasta 1.600) mantendrán los números de nuevos contagios y de decesos del país hacia arriba, al menos hasta mediados de agosto, aunque por tener ya un porcentaje alto de infectados, la capital del país quizás empiece a bajar antes que Medellín. A más del drama de enfermos y muertos, la economía y el empleo seguirán sufriendo.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.